Luuk de Jong, el nuevo error del Barcelona en el mercado de fichajes

El mercado de fichajes del Barcelona es uno de los peores de su historia debido a la salida de dos de sus dos mejores jugadores.

Luuk de Jong, el nuevo error del Barcelona en el mercado de fichajes Luuk de Jong, el nuevo error del Barcelona en el mercado de fichajes

El FC Barcelona confirmó la incorporación, en calidad de cedido sin opción a compra, de Luuk de Jong en el último día del mercado de fichajes de verano, en uno los movimientos más extraños de todo el periodo. Nadie se esperaba la apuesta del club blaugrana por un atacante que no es titular en el Sevilla, un equipo que no está al nivel de la élite europea.

La razón de su incorporación es más que obvia. Ronald Koeman necesitaba un delantero centro con un físico dominante y con capacidad de ser una pieza que ofreciera soluciones en el juego directo ante rivales que presionaban algo. Es un rol que está por encima de la calidad del jugador, una apuesta que al Barcelona nunca le ha funcionado más allá de un par de ocasiones muy puntuales.

Un fichaje sin sentido

Luuk de Jong no es mal futbolista, debido a que ha formado parte de la selección de Países Bajos y fue titular en el Sevilla FC campeón de la Europa League hace un par de temporada, pero no está al nivel para jugar en el Barcelona y menos para ser una apuesta constante del entrenador por encima de nombres que deben ser el futuro del equipo.

El delantero neerlandés puede cumplir un rol fundamental, pero no parece una apuesta interesante para dar un salto de calidad y menos cuando se confirmó la salida de Antoine Griezmann al Atlético de Madrid. Y, lo peor de todo, es que el club tendrá tres delanteros centro cuando se recupere Sergio Agüero de su lesión. Tres jugadores para un solo puesto, con poca fiabilidad del rendimiento de los tres en los grandes escenarios.

El mercado de fichajes del Barcelona es uno de los peores de su historia debido a la salida de dos de sus dos mejores jugadores a nivel ofensivo y con pocas variantes, más allá de Memphis Depay, para pelear por pelear por los títulos importantes. Una etapa de transición que no debe existir en la élite europea.

Últimas noticias

Comentarios recientes