Los tres factores que han llevado al Manchester City a la final de la Champions League

Ponemos la lupa en el primer finalista de la actual edición de la UEFA Champions League, que espera a su rival del partido de mañana.

Los tres factores que han llevado al Manchester City a la final de la Champions League Los tres factores que han llevado al Manchester City a la final de la Champions League

El Manchester City jugará la primera final de la UEFA Champions League de su historia y lo hará en una edición en la que ha dominado a placer a todos los rivales que ha enfrentado, con números que demuestran una suficiencia impresionante en una competición donde no habían tenido la suerte necesaria para llegar al partido decisivo.

Pero, más allá del rendimiento colectivo, es necesario hablar de los tres factores que han llevado al Manchester City a su primera final de la Champions League, competición que intentarán ganar después de años intentando llegar a dicha instancia.

Los tres factores que han llevado al Manchester City a la final de la Champions League

-El impacto de Rúben Días: El portugués se ha convertido en el mejor fichaje de la temporada y eso es poco decir teniendo en cuenta el impacto que ha tenido desde que puso el primer pie en Manchester. Rúben Días ha firmado una temporada para ser denominado el mejor central de Europa, lo que no es poco decir en una temporada en la que hemos visto grandes jugadores en dicha demarcación.

El portugués es una garantía. No falla. Le transmite confianza a sus compañeros en cada momento. Su impacto es tanto futbolístico como mental, superando a lo que hizo Virgil Van Djik en el Liverpool pese a no ser mejor que el neerlandés. Su llegada es la primera razón por la que veamos la mejor versión del conjunto SkyBlue.

-La llegada de Juanma Lillo: Pese a que no se le tenga en cuenta, Juanma Lillo es una pieza vital para que veamos esta versión del Manchester City. Su apoyo como ayudante de Pep Guardiola es vital para que los SkyBlues sean mucho más sólidos sin pelota, que manejen mejor la pelota para que no le hagan tanto daño en la pérdida de la pelota y para que su equipo pueda evolucionar durante los partidos.

Una figura importante en la carrera de Guardiola, que ahora lo ha ayudado a llegar a su tercera final de la Champions League.

-El pragmatismo de Pep Guardiola: El entrenador español ha llegado a su tercera final de la Champions League y lo ha hecho apostando por una versión mucho más pragmática de sí mismo, apostando por un ritmo más bajo en la circulación de la pelota y que ocurran menos cosas de lo normal, controlando más el juego desde la tranquilidad que con la intención de buscar siempre el gol.

Esta versión más pragmática de Guardiola, que ha predominado durante toda la temporada, es menos vistosa pero mucho más efectiva y se ha notado con su clasificación a la final de la Champions League.

Últimas noticias

Comentarios recientes