Brendan Rodgers, el entrenador ideal para el Tottenham

El entrenador del Leicester es una de las opciones que maneja Levy para ser el entrenador del Tottenham para la próxima temporada

Brendan Rodgers, el entrenador ideal para suplir a Mourinho en el Tottenham Brendan Rodgers, el entrenador ideal para suplir a Mourinho en el Tottenham

El Tottenham Hotspur ha decidido despedir a José Mourinho después de los malos resultados que ha coleccionado el primer equipo durante toda la temporada, dependiendo de un milagro para clasificar a la próxima edición de la UEFA Champions League y con la final de la Carabao Cup como la única oportunidad de levantar un título.

El conjunto del Norte de Londres ha elegido a Ryan Mason como entrenador interino hasta que termine la temporada, dándole la responsabilidad de intentar ganar todos los partidos que restan y dejar al equipo lo mejor ubicado posible en la Premier League, y después buscar un nuevo entrenador de primer nivel para levantar el proyecto.

Nombres como Julen Nagelsmann, Scott Parker, Graham Potter, Roberto de Zerbi, Joachim Löw, Gian Pieri Gasperini y hasta Frank Lampard son los que más han sonado para sentarse en el banquillo Tottenham Stadium para la próxima temporada. Pero el entrenador por el que deberían apostar, y lo están intentando cerrar en las últimas horas, tiene nombre y apellido: Brendan Rodgers.

El actual entrenador del Leicester City se ha convertido en uno de los mejores entrenadores de la Premier League y lo ha hecho dentro de un proyecto que tiene la intención de irrumpir por encima de las grandes potencias de la competición. Pero, más allá de esto, es necesario analizar las razones por las que creemos que es el ideal para liderar un proyecto que está en decaída pero que tiene condiciones para subir.

¿Por qué Brendan Rodgers es el entrenador ideal para el Tottenham Hotspur?

-Números: Brendan Rodgers tiene números muy buenos en todos los números que ha trabajado, logrando también grandes hazañas en diferentes niveles:

.Swansea City: 96 partidos disputados, 43 victorias, 20 empates y 33 derrotas.

.Liverpool: 166 partidos disputados, 85 victorias, 39 empates y 42 derrotas.

.Celtic CF: 169 partidos disputados, 118 victorias, 25 empates y 26 derrotas

.Leicester City (hasta hoy): 103 partidos disputados, 56 victorias, 18 empates y 29 victorias.

-Propuesta futbolística agradable y adaptable: El norirlandés se ha caracterizado por ser un entrenador que busca dominar los partidos con la pelota pero que, al mismo tiempo, siempre se adapta a los jugadores que tiene y al contexto que enfrenta.

Utilicemos al Leicester City como ejemplo. The Foxes ha jugado con múltiples sistemas de juego (1-4-3-3, 1-4-2-3-1, 1-3-4-2-1 y 3-5-2) debido a las lesiones o las ventas de sus principales estrellas. Pero, pese a eso, siempre es un equipo que busca hacer daño con sus principales virtudes, pero siempre teniendo en cuenta cuando es inferior o superior a su rival.

Rodgers conoce las limitaciones de su equipo y siempre intenta potenciar cada sistema con los mejores jugadores que tiene.

-Trabajo con los jóvenes: Es un entrenador que busca potenciar jóvenes talentos con la intención de que sean piezas importantes para su equipo en el corto y largo plazo. Nombres como James Justin y Luke Thomas son dos nombres que han destacado en el Leicester City esta temporada, el primero ganándose un puesto como titular en los laterales.

Pero… ¿Por qué es perfecto para el Tottenham?

La razón es que es un perfil parecido al de Mauricio Pochettino, quien levantó un proyecto y lo llevó a competir ante los mejores equipos del mundo.

Daniel Levy tiene que apostar por un entrenador de este perfil para poder potenciar a su talento joven, promover una idea de juego atractiva y que tenga a un entrenador que pueda mejorar los rendimientos de varios jugadores importantes que, en este momento, no pueden salir del club.

La mejor decisión del Tottenham es hacer todo lo posible para convencer a Rodgers de dejar al Leicester y comenzar un nuevo proyecto en Londres.

Últimas noticias

Comentarios recientes