Vinícius no es una estrella y lo sigue demostrando

El extremo brasileño sigue demostrando que está lejos de ser uno de los mejores jugadores del mundo.

Vinícius no es una estrella y lo sigue demostrando Vinícius no es una estrella y lo sigue demostrando

El fútbol es un deporte en constante evolución, principalmente desde el lado táctico donde las posiciones y los roles viven mutando con la intención de ir encontrando soluciones a diferentes situaciones del juego. Una de las posiciones que más está cambiando es la de extremo que, en ataño, era ocupada por jugadores rápidos, desequilibrantes y con buen pie para centrar a las torres del área. Pero, en este momento, ya no es así o no por lo menos en la élite.

En la actualidad, el extremo es una pieza que pisa más zonas intermedias, juega a pierna cambiada para buscar el regate interior para el posterior disparo al arco y con una pizca más de gol. El extremo que no tenga gol no puede estar entre los mejores del mundo. Nombres como Mohamed Salah, Raheem Sterling, Serge Gnabry, Sadio Mané, Jadon Sancho, Heung- Min Son y Harvey Barnes son solo uno de los nombres que destacan dentro de este nuevo perfil que mencionamos.

Vinícius está lejos de ser de los mejores del mundo

Otro nombre que destaca, pero por todo lo contrario, es el de Vinícius Junior. El brasileño es un extremo más cercano a los conceptos de antaño que a los actuales. Destaca recibiendo en banda y desequilibrando a partir de su velocidad+gambeta, pero que a la hora de entrar al área tiene muchos problemas, dudas y no marca la diferencia.

Vinícius no ha terminado de evolucionar como un extremo moderno y eso lo ha alejado de ser un futbolista determinante en el contexto actual del Real Madrid. No marca goles y su influencia en el juego es mínima. Si no recibe con un contexto ideal, no es determinante y se diluye.

El partido contra la Atalanta fue una prueba de esto. El brasileño jugó 57 minutos y, pese a que el Real Madrid tuvo superioridad numérica durante todo el partido, no marcó la diferencia. Y sus números lo demuestran:

-57 minutos

-37 toques de pelota

-16 pases precisos

-2 disparos bloqueados

-1 regate completado de 4 intentados

-6 duelos ganados de 14 disputados

-10 pérdidas de pelota.

Un partido sin sabor del brasileño que sigue involucionando como jugador y cada vez está más lejos de ser una pieza verdaderamente importante en el Real Madrid.

Vinícius Junior sigue sin demostrar que es un talento capacitado para jugar en la élite y ha dejado de ser una solución para un Real Madrid que no tiene gol y que está lejos de ser de los mejores equipos del mundo.

Últimas noticias

Comentarios recientes