La vergüenza de Gary Neville en el Valencia

El técnico inglés recuerda su etapa en Mestalla

La vergüenza de Gary Neville en el Valencia. Foto: Golsmedia La vergüenza de Gary Neville en el Valencia. Foto: Golsmedia

Muchos no olvidarán el paso de Neville por Valencia. Y no precisamente por su buen hacer, sino por todo lo contrario, convertirse en uno de los peores técnicos de la historia reciente del conjunto che. Casi cinco años después, Gary Neville repasaba su pasado en el banquillo del Valencia Club de Fútbol, esta vez en el podcast “Off Script” de la cadena Sky Sports. El técnico inglés repasa su fatídico paso por la entidad che, donde dejó sensaciones de incapacidad para dirigir clubes de alto nivel y el pobre registro de diez victorias, siete empates y 11 derrotas en un total de 28 encuentros.

El británico llegaba a Mestalla en la temporada 15/16 tras el cese de Nuno Espírito Santo y pese a rechazar la primera oferta del club español, la leyenda ‘red devil’ declaró que finalmente aceptó por la fe que Peter Lim depositó en él. “Fue una decisión que tomé en dos días y que fue influenciada por un poco de arrogancia y ego. Había estado en uno de los clubes más exitosos del mundo durante 20 años, me sentía indestructible”, explicaba arrepentido. Neville dice que descubrió que cuando te enfrentas a algo para lo que no estás preparado ni cualificado, “te llevas la bofetada”.

Cabe recordar que Neville llegó a Mestalla sin un bagaje previo en un banquillo, ya que tras colgar las botas, el británico había alternado su puesto como ayudante en la selección inglesa y su trabajo como comentarista. Ahora mira al pasado y se confiesa: “Lo último que necesitaba el Valencia era un entrenador sin experiencia y lo último que necesitaba yo era personal sin experiencia”. Por otro lado, el exténico inglés no solo se atizó así mismo, sino que también dejó un recado que otro: “Estaba claro que algunos jugadores no estaban contentos y yo debería haber tomado grandes decisiones sobre aquellos que no estaban comprometidos con el club en ese momento”.

Pero entre tantas declaraciones, las que más sorprendieron fueron cuando recordó que la situación era insostenible: “No quería ir a entrenar, sentía vergüenza por tener que usar traductor y es que él se considera un buen comunicador”. Como curiosidad, también tuvo palabras sobre el poco apoyo del resto de entrenadores, entre los que destaca Ernesto Valverde, entonces en el Athletic Club de Bilbao. Sobre el Txingurri dice: “Cambió su sistema tres veces y siempre estuvo un paso delante de mí. Sentía como si estuviera jugando conmigo, como si fuera un pequeño títere”. En definitiva, pocas experiencias tormentosas se pueden acercar a la que vivió Gary Neville en el Valencia.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes