El VAR vuelve a ser el protagonista del partido

OPINIÓN. El videoarbitraje vuelve a mostrar su doble vara de medir cuando pita a un equipo humilde y a uno grande

"El VAR vuelve a ser el protagonista del partido. Foto: Getty Images" "El VAR vuelve a ser el protagonista del partido. Foto: Getty Images"

En el fútbol español hay tres tipos de aficionados: los del Madrid, los del Barça y los que no son de ninguno de los dos, sino que son del equipo de su ciudad – con excepciones de todos los tipos, claro. Yo, en mi caso, tengo el honor de presumir de ser del Cádiz, el club que me representa por el motivo comentado anteriormente. Me da igual el Madrid, me da igual el Barça y, francamente, me aburre hablar de ambos. Pero al final no dejan de ser los dos clubes más grandes de nuestro país y protagonistas en un día tan señalado para LaLiga.

Y es que el VAR volvió a ser el protagonista. Un protagonista cuyo uso deja cada vez mucho más que desear. Y es que la realidad es que el fútbol es mucho más justo con el VAR. Es necesario para ayudar a los árbitros y para que este deporte sea más equitativo, pero hay situaciones que muestran una práctica que se aleja de la teoría.

Independientemente de los colores – que, insisto, me dan igual ambos equipos – la aplicación en el Clásico de hoy es de auténtica vergüenza. Un penalti, totalmente inexistente sobre Sergio Ramos, marca el devenir de un partido. Lenglet agarra innecesariamente, pero el piscinazo del jugador del Real Madrid es digno de otra disciplina deportiva.

Los grandes, casi siempre beneficiados

Hoy le ha tocado al Madrid, pero mañana le tocará al Barça. Los dos se ven (casi) siempre beneficiados por las decisiones arbitrales. No hay duda. Cualquier duda siempre se pita a su favor. Y es que el principal perjudicado de la acción de hoy no es el FC Barcelona, sino que son el resto de equipos pequeños a los que no le han pitado penaltis mucho más clamorosos.

Ejemplos de ellos son el Cádiz contra el Granada o el Betis la pasada jornada contra la Real Sociedad. El VAR está para ayudar, pero con total indiferencia de los colores. Por desgracia, esto seguirá siendo así y nada cambiará, en una liga polarizada por los dos equipos más laureados de nuestro fútbol.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Real Betis y Eibar jugarán esta noche el último encuentro de la jornada número 11

Últimas noticias

Comentarios recientes