Los tres efectos positivos del fichaje de Fékir por el Betis

El futbolista francés ha aportado ya cosas al club verdiblanco nada más llegar a la entidad

Fekir en su presentación / Betis Fekir en su presentación / Betis

Nabil Fekir ha sido el auténtico bombazo del verano para el Real Betis y, dado lo inesperado del fichaje, casi de LaLiga Santander. El futbolista francés, por el que ofrecieron una millonada equipos como el Liverpool el pasado invierno, ha aterrizado en Sevilla tras pasar toda su carrera futbolística en el mismo club, el Olympique de Lyon. El carácter del francés ha conquistado a propios y extraños, y es que el jugador rechazó ofertas muy superiores en cuanto a prestigio y dinero por el simple hecho de que ya había dado su palabra al Real Betis, algo que dice mucho de él como persona.

Más allá de los datos éticos y personales, el fichaje de Nabil Fekir es todo un acierto para el Betis. En primer lugar la indudable calidad del internacional francés, hablamos de un mago del balón en la plenitud de su carrera (26 años) y que dará un evidente salto de calidad a la plantilla bética. En segundo lugar lo mediático de su fichaje, la llegada de Fekir volverá a poner al Betis en el mapa futbolístico (como ya lo hicieran jugadores como Denilson o Ricardo Oliveira en su momento), y lo convierte en un club más atractivo para otros jugadores que podrían verlo con otros ojos antes de la llegada de la estrella francesa.

Por último, e inmediatamente ligado a su mediacidad, está el trasfondo económico. Los casi 20 “kilos” que el Betis ha pagado por él (más 10 en variables) son facilmente amortizables con todo lo que genera el futbolista a su alrededor, especialmente en merchandising, y abre el mercado francés al conjunto verdiblanco, lo que acabará generando más de lo que ha costado.

Últimas noticias

Comentarios recientes