Terminará la temporada

El míster tratará de conseguir la salvación

Parece que los problemas económicos que sufre la entidad han sido los culpables para que Manolo Jiménez continúe al frente del banquillo hasta final de campaña. Aunque en un principio se habló de su posible destitución tras la derrota ante el Celta, el Zaragoza no podría asumir en estos momentos su despido. Una cláusula del contrato obligaría al equipo mano a tener que abonarle lo que resta de temporada y otra más en el caso de ser cesado.

El entrenador firmó el pasado verano por dos campañas y otra más opcional, por lo que no parece que vaya a querer renunciar a su dinero tan fácilmente. Ambas partes tendrán que entenderse hasta la finalización del campeonato, como ha reconocido Fernando Molinos, presidente del Zaragoza, quién asegura que la mejor opción ahora mismo es mantener a Jiménez en el cargo. El equipo suma 15 partidos sin conocer la derrota y ocupa el farolillo rojo de la Liga BBVA.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes