La situación de los cedidos del Barça y su posible futuro

Auténtico desastre de gestión de los cedidos en el Barça, donde no se tienen buenas noticias

La situación de los cedidos del Barça y su posible futuro. Foto: Marca La situación de los cedidos del Barça y su posible futuro. Foto: Marca

Mientras el Real Madrid mira con orgullo y optimismo el futuro de sus cedidos, pensando en una venta millonaria para algunos y en el regreso a casa de otros, en el FC Barcelona los cedidos suponen un tema de preocupación por el nefasto planteamiento que desde la directiva han llevado a cabo en esta materia. Prácticamente ninguno de los que están fuera del Camp Nou es capaz de aportar alguna buena noticia a un club que está viviendo una temporada horrible en lo extradeportivo.

Bien sea porque el rendimiento del futbolista no es el adecuado o por los términos del contrato, se podría decir que la gestión de Bartomeu y su área deportiva está siendo desastrosa en cuanto a lo que cesiones se refiere. Esta es la situación actual de cada uno de los cedidos y su posible futuro dentro del Barça.

Philippe Coutinho: El centrocampista brasileño se fue cedido al Bayern con una cláusula de compra de 120 millones que el club alemán no piensa pagar. El precio fijado por el Barça está totalmente fuera de mercado y tras la crisis del Coronavirus, mucho más. Regresará en verano a Barcelona y será cuestión de que Setién decida qué hacer con él ya que en varias declaraciones ha dejado claro que no era feliz en la ciudad Condal y que no se aclimató a lo que Valverde proponía. Por lo que costó, 120 millones (más 40 en variables), puede ser una de las peores operaciones en la historia del club.

Marc Cucurella: Posiblemente, el único jugador cedido que ha rendido en su equipo. El problema es que Bartomeu fijó una cláusula irrisoria al Getafe, de solo 6 millones que a buen seguro, los madrileños ejecutarán. El precio de mercado de Cucurella es de más de 20 millones y si no deciden quedárselo (es uno de los mejores del equipo), podrían venderlo por casi cuatro veces lo que pagarían por él. Eso sí, el Barça se tiene guardado un 40% de la venta futura, algo a tener en cuenta.

Emerson: Quizá sea la única noticia "medio" buena que tiene el Barça en materia de cedidos. El brasileño está siendo uno de los destacados en el Betis pero más por sus dotes ofensivas que defensivas. En el Barça están contentos con su rendimiento y seguirá cedido en el Betis hasta 2021, fecha en la que viajaría a Barcelona para quedarse, a menos que la nueva directiva (recordemos que en verano de 2021 hay elecciones) tenga otros planes para él. Costó 12 millones y se ha revalorizado hasta los 20.

Carles Aleñá: También cedido en el Betis, el caso del catalán no es ni de lejos el mismo que Emerson. No está contando con demasiados minutos en el equipo sevillano, siendo suplente y sin tener demasiada repercusión cuando juega. Regresaría en junio al Barça y por el overbooking en la medular culé, apunta a otra posible cesión o incluso venta, si llegara una buena oferta por él. Su valor de mercado es de 20 millones.

Juan Miranda: Se esperaba de él incluso más que de Cucurella pero no ha tenido la mejor suerte. Se equivocó al elegir la liga alemana y no está contando con minutos. Solo ha jugado 295 en toda la temporada y además, por desgracia para él, su cesión es de dos temporadas por lo que no podría volver a Barcelona hasta 2021. Al no jugar, su valor de mercado no invita a ser optimistas con él.

Jean-Clair Todibo: Al igual que Miranda, se fue cedido al Schalke pero su caso es bien distinto y se asemeja más al de Cucurella. El central francés está destacando en Alemania y en solo dos meses, ha convencido a los dirigentes del Schalke, que se piensan seriamente efectuar la cláusula de 25 millones que fijó el Barça para su fichaje. Por su juventud y proyección, parece que ese precio es poco para lo que puede llegar a ser. Mientras, el Barça anda con la defensa bajo mínimos.

Rafinha: Su caso también preocupa. Esperaban que brillara en el Celta y que se revalorizara para poder sacar dinero por él este próximo verano pero ni él ni el equipo gallego pueden decir que han tenido una gran temporada, luchando por no descender. Regresará tras su cesión en el Celta y tendrán que venderlo sí o sí este verano puesto que acaba contrato en 2021 aunque conociendo cómo están gestionando estas operaciones, que a nadie le extrañe que Rafinha termine saliendo gratis. Su valor de mercado es de 12 millones.

Moussa Wagué: Cedido en el Niza, el africano no está contando con minutos en Francia. Se fijó para él una cláusula de compra no obligatoria de 10 millones que el Niza no va a efectuar. En Barcelona no cuentan con el jugador, que no ha cumplido con las expectativas que se tenían en él por lo que tendrán que buscarle una salida.

Oriol Busquets: Llamado a recoger el testigo de Sergio Busquets, el canterano se marchó esta temporada al Twente holandés donde es titular claro y donde está cumpliendo con buenos números. A pesar de eso, los informes que se tienen de él es que no tiene el nivel necesario para jugar en el Barça por lo que es probable que le busquen otra cesión la temporada que viene, una vez regrese.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Eibar y Cádiz abrirán mañana viernes la octava jornada de LaLiga Santander

Últimas noticias

Comentarios recientes