Las salidas obligadas que debería plantearse el Barcelona

Por bajo rendimiento, final de contrato y fin de ciclo, estos futbolistas deberían marcharse este próximo verano

Las salidas obligadas que debería plantearse el Barcelona Las salidas obligadas que debería plantearse el Barcelona

Se está hablando mucho en las últimas semanas de los fichajes que quiere hacer el Barça de cara a la próxima temporada con Lautaro Martínez como gran nombre propio, al que se le ha sumado Neymar de nuevo en los últimos días. Parece que esos dos serán los grandes objetivos de la directiva blaugrana aunque para que puedan llegar, será necesario que se produzcan salidas ya que el FC Barcelona se encuentra en una situación preocupante a nivel económico y les resulta totalmente imposible gastarse casi 300 millones sin vender por una cifra que se acerque a los 200, antes.

Como ya explicamos en Fichajes.net hace un par de semanas, el Barça apenas podrá gastarse 100 millones este próximo mercado de fichajes y todo dependerá de lo que pase finalmente con la Champions, la que puede provocar una diferencia en cuanto a presupuesto ya que si se reanuda y el Barcelona llegara lejos, podrían disponer de unos cuantos millones más. Sea como fuere, la plantilla necesita una limpieza bastante grande y hay jugadores que por lo visto en las últimas dos temporadas y media, no pueden seguir vistiendo la camiseta culé, bien porque su nivel y rendimiento no es el óptimo o porque es el mejor momento para sacar dinero por él.

- Neto: Operación inexplicable y ruinosa la que hicieron el pasado verano, intercambiando a Cillessen por el brasileño. Se supone que tasaron a Neto por 40 kilos, cuando su precio apenas supera los 10. Para el papel que tiene el portero suplente del Barça, lo mejor es darle la oportunidad a un canterano y librarse de una ficha medianamente importante. Con cartel en España, podría salir por una cifra que ronde los 10 millones.

- Samuel Umtiti: El bajón del francés desde 2018 es brutal. Pasó de ser uno de los mejores fichajes de los últimos años a desaparecer por completo del once titular. Su rodilla le ha hecho perder velocidad y le ha provocado falta de confianza. En varios de los peores partidos del Barça esta temporada ha estado él como protagonista del error. Será difícil sacar más de 20 millones por él y viendo cómo negocia esta directiva, quizá la única manera de que salga es con una cesión.

- Jordi Alba: Aunque sigue siendo indiscutible (porque no logran encontrar un sustituto), son muchos los aficionados que están hartos del lateral, no solo por sus pobres actuaciones en algunos partidos y sus tremendos altibajos, sino por sus salidas de tono, como la de quejarse por los silbidos ante la Real Sociedad con un feo gesto a la grada y sus posteriores declaraciones criticando al público. Su edad, 31 años, y sus continuos problemas físicos (cada temporada acumula varias lesiones medianamente largas) hace que sea momento de enseñarle la puerta de salida. Por su precio (unos 30 millones) se podría traer a alguien más joven como Grimaldo, y con más futuro por delante.

- Sergi Roberto: Todavía muchos se preguntan qué ha hecho Roberto para seguir en el Barça tras el gol al PSG en 2017. Utilizado como comodín tanto por Valverde como Setién, sigue estando por delante muchas veces de Semedo, un lateral más vertical, más rápido y con mayor conocimientos defensivos (lo cual es complicado). Cuando Sergi jugó ante un extremo puro como fue el caso de Mané ante el Liverpool en aquella fatídica eliminatoria, el Barça siempre sufrió. Es momento de darle las gracias por todo y decirle adiós. Sacar lo que se pueda por él (seguro que en la Premier tendría pretendientes) y pensar en otros perfiles para sustituirle.

- Ivan Rakitic: Estando a un año de poder irse gratis, hay que vender al croata sí o sí. Se le ha tratado bastante mal en los últimos tiempos (la directiva ya es experta en esto) y no pondrá fácil su salida. Es muy probable que termine quedándose otro año más o saliendo por una cifra irrisoria. Su valor de mercado es de 20 millones y el Sevilla anda muy interesado en él y eso podría acelerar su posible marcha y compensar la llegada de algún jugador del Sevilla que interesa como Diego Carlos.

- Philippe Coutinho: Por mucho que digan, el brasileño no era el fichaje que el Barça necesitaba para suplir a Iniesta. No encaja con el estilo que quiere imponer los entrenadores y se estorba con Messi en el campo. Cou necesita libertad en la zona ofensiva y ese es territorio de Leo. Lo mejor para ambas partes es una venta, antes de que se deprecie más su valor. El Barça lo fichó por 150 y ya va cayendo por los 70-75.

- Ousmane Dembélé: Al igual que Coutinho, el fichaje para suplir a Neymar resultó un fracaso absoluto. Lesión tras lesión, el francés ha decepcionado no solo por sus malos hábitos sino por sus actuaciones cuando sí estuvo bien. Apenas ha tenido regularidad y con la irrupción de Ansu Fati y si quieren traer de vuelta a Neymar, Dembélé debería salir ya que a pesar de todo, cuenta con un cartel magnífico en toda Europa y seguro se podría encontrar alguien que pague una cifra que ronde los 80 kilos.

- Luis Suárez: Aunque el pistolero es amigo de Messi y sigue siendo el único que marca diferencias con sus goles junto al argentino, para que llegue Lautaro hay que dejar espacio arriba y tener a los dos como nueves resultaría un problema de vestuario más que importante. Acaba contrato en 2021 y tiene 33 años. Será difícil que renueve por su alta ficha y su edad, por lo que lo mejor es buscarle una salida amistosa y ver si algún equipo podría pagar 20-25 millones por él y dejarle el futuro de la delantera del Barça a Lautaro.

- Antoine Griezmann: Al igual que sucede con Coutinho, el fichaje del francés no se entendió desde ningún prisma porque no casa con el estilo que quieren implantar en el equipo. No es un nueve puro y su posición encaja más al lado de un delantero que fije a los defensas en un claro 4-4-2, algo que en el Barça no se ve. ¿El resultado? Aunque ha cumplido en algún partido marcando goles y siendo solidario en defensa, no ha cumplido las expectativas. Para traer a dos cracks en la delantera o reforzar el medio y la defensa, su ficha (rondando los 20 kilos netos al año) supone un grave problema para el Barça. Con muchísimo cartel en toda Europa, seguro no le faltarían novias que pudieran pagar los 115 que pagaron por él el pasado verano.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Bayern de Múnich y Atlético de Madrid jugarán mañana su primer partido de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes