La realidad del Betis

Los problemas del equipo verdiblanco eran y son mucho más profundos que Gustavo Poyet

El Real Betis destituyó a Gustavo Poyet el pasado 11 de noviembre. El equipo verdiblanco era el 14º clasificado de la Liga tras haberse enfrentado con Real Madrid, FC Barcelona y Sevilla FC. Dos meses después, con Víctor Sánchez en el banquillo, el Betis es 13º.

El técnico uruguayo cometió errores durante su corta etapa en el Betis y sus declaraciones tras dejar el club no fueron un ejemplo de elegancia. Sin embargo, los problemas del equipo eran y son mucho más profundos que Poyet.

El Betis sigue siendo un equipo irregular que actúa por impulsos. Desde la llegada de Víctor, el conjunto andaluz ha ofrecido una mejor imagen en algunos partidos, pero su realidad es muy similar a la de los primeros meses de la temporada. Las expectativas creadas en torno a la plantilla del Betis son excesivamente altas, y las declaraciones de sus dirigentes han alentado el inconformismo en la afición.

En líneas generales, los fichajes realizados en el pasado mercado de verano no rinden al nivel esperado. El salto cualitativo en la plantilla y el ambicioso proyecto de futuro sólo son una promesa a día de hoy. Al margen de lo que indiquen los presupuestos, los actuales jugadores del Betis no ofrecen mucho más de lo que refleja la clasificación, si se comparan con los de otras plantillas de la Liga. Mientras, su eterno rival, el Sevilla, se reivindica en el ámbito nacional e internacional, aumentando la presión sobre el club verdiblanco.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Bayern de Múnich y Atlético de Madrid jugarán mañana su primer partido de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes