El punto débil de Jan Oblak se sigue agrandando

El portero está en el top de los mejores del mundo, pero sigue sufriendo con su punto débil: los penaltis

El punto débil de Jan Oblak se sigue agrandando "Foto: AS" El punto débil de Jan Oblak se sigue agrandando "Foto: AS"

Jan Oblak es uno de los mejores porteros del mundo y eso es algo indiscutible. Un auténtico muro 188 centímetros de alto y otros tantos de ancho al que parece casi imposible hacerle un gol. Un meta que va por bien por alto, que es un gato muy ágil sobre la línea pese a su altura y que no cuenta con muchas facetas en su juego que supongan un hándicap para su equipo, salvo una: los penaltis.

A fin de cuenta, un lanzamiento de pena máxima es muy difícil de detener, por eso los porcentajes de acierto de los lanzadores es mucho mayor que el de paradas de los arqueros. Parar un penalti es complicado, pero claro, tampoco es imposible, y eso es lo que parece con Jan Oblak y su etapa en el Atlético de Madrid.

Escalofriantes datos

Desde que el esloveno llegó a la capital de España, su portería ha recibido 17 penaltis en contra contando también las tandas y no solo los señalados durante los encuentros. Pues bien, estos son los resultados:

- 15 anotados

- 2 no fueron a portería

- 0 detenidos por el meta

En la jornada actual de la Champions League, el Atlético de Madrid no pudo pasar del empate frente a un Lokomotiv de Moscú que consiguió sacar un punto de la visita de los colchoneros a Moscú tras transformar Anton Miranchuk la pena máxima señalada tras el error de cometido por Héctor Herrera al defender un balón con las manos despegadas del cuerpo.

Jan Oblak es un arquero que salva muchos puntos a su equipo, que sigue en la élite mundial sin lugar a dudas, pero que tiene un claro lunar en su juego: su incapacidad psicológica para poder parar lanzamientos desde los once metros.

Últimas noticias

Comentarios recientes