Los problemas de los jóvenes delanteros que dejaron el Barça

Tres jugadores que vistieron recientemente la camiseta azulgrana comprueban la dificultad de sobrevivir en la élite

Triunfar en el primer equipo del FC Barcelona o el Real Madrid tras militar en las categorías inferiores es un objetivo que muy pocos jugadores logran. Y en el caso de los delanteros, la dificultad del reto es extraordinaria.

Sandro Ramírez, Munir El Haddadi y Gerard Deulofeu buscaron una salida del Barça dada la escasez de oportunidades en el primer equipo, y en diferentes circunstancias, todos ellos han comprobado la dificultad de sobrevivir en la élite.

Sandro triunfó en el Málaga, pero vivió una pesadilla en el Everton de la que huyó en enero con su cesión al Sevilla. En el equipo andaluz, el delantero canario mantiene un rol secundario.

Munir no cumplió las expectativas del Valencia, que no ejerció la opción de compra prevista en el contrato de cesión. Ahora, en el Alavés, el delantero hispano-marroquí ha superado un comienzo de temporada adverso, pero Munir siempre aspiró a luchar por objetivos más ambiciosos que la permanencia en Primera.

Y Deulofeu, cedido por el Barça a varios clubes durante su carrera, sólo ha podido disputar cuatro partidos en el Watford debido a una lesión en el pie que interrumpió su trayectoria a finales de febrero. Con 24 años, el extremo catalán sigue buscando estabilidad.

Últimas noticias

Comentarios recientes