La primera crisis del ‘sampaolismo’

Al margen de los resultados, el Sevilla ha mostrado en los últimos encuentros su peor imagen desde la llegada de Sampaoli

El Sevilla FC atraviesa su peor momento desde la llegada de Jorge Sampaoli. Los empates contra Deportivo Alavés y CD Leganés no tienen consecuencias dramáticas en la clasificación. El equipo hispalense pierde fuelle en la lucha por el título de Liga, pero este reto no era un objetivo, sino un sueño.

El Sevilla mantiene el tercer puesto con una ventaja considerable sobre sus perseguidores inmediatos, pero aquel equipo que ‘enamoraba’ por su alegría y descaro se ha vulgarizado en los últimos partidos. Sampaoli aplicó contra el Leganés la política de rotaciones para conceder descanso a algunos jugadores importantes, pero el bloque no funcionó. Porque más allá del rendimiento específico de algunos hombres, el Sevilla padece un problema colectivo.

Probablemente, el equipo de Sampaoli acuse actualmente la exigencia del calendario y de sus ambiciosos objetivos deportivos. Con y sin balón, la falta de intensidad de sus jugadores es evidente. El conjunto hispalense es previsible y lento cuando asume la iniciativa del juego, mientras se muestra frágil en situaciones defensivas. Su ritmo ha decaído de forma alarmante, lo que ya se pudo apreciar antes de los dos últimos empates del equipo. El Sevilla de Sampaoli sufre tres días antes de afrontar en Leicester un examen final en la Liga de Campeones.

Últimas noticias

Comentarios recientes