El parón le juega una mala pasada a Marcos Llorente

El centrocampista estaba empezando a ser clave para Simeone

El parón le juega una mala pasada a Marcos Llorente El parón le juega una mala pasada a Marcos Llorente

Marcos Llorente fue uno de los fichajes estrella del Atlético de Madrid de cara a esta temporada, después de que el conjunto rojiblanco que dirige el técnico argentino Diego Pablo Simeone pusiera sobre la mesa 50 millones de euros para hacerse con el centrocampista español que por aquel entonces jugaba en el Real Madrid, en un fichaje lleno de polémica dada la presencia en dicha operación los dos mayores rivales en la capital española.

La llegada de Llorente se debió a la petición expresa de un Simeone que quedó encantado con el rendimiento del jugador español de 26 años desde su etapa en el Alavés, pudiendo ser la pieza que tanto hacía falta en el centro del campo del Atlético desde hace tiempo, algo que durante gran parte del actual curso no fue así, ya que Llorente apenas había entrado en juego salvo por necesidad de rotación, sanción o lesión, sin llegar a tener ese protagonismo que por ejemplo tuvo en su año de cesón en el cuadro de Mendizorroza.

Sin embargo, el escenario había cambiado recientemente por completo para un Llorente que se convirtió en el héroe inesperado de la eliminación del Liverpool en los octavos de final de la Champions League tras anotar dos goles en la prórroga en Anfield, además de venir siendo titular en los últimos encuentros del cuadro rojiblanco, en lo que parecía ser un cambio en la dinámica de un jugador que físicamente estaba por encima de Thomas, Saúl y Koke, algo que ahora podría quedar en el olvido tras este parón, que sirve para que todos los jugadores recarguen las pilas, teniendo que ver después de la reanudación del campeonato el papel que tendrá Llorente en el Wanda Metropolitano.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes