OPINIÓN: Antes de los grandes fichajes, un nuevo entrenador

El entrenador neerlandés es uno de los culpables del mal momento deportivo del club. Su pizarra, planteamientos y dirección de campo son deficientes.

OPINIÓN: Antes de los grandes fichajes, un nuevo entrenador OPINIÓN: Antes de los grandes fichajes, un nuevo entrenador

Desde la llegada de Joan Laporta a la presidencia del FC Barcelona se ha hablado de la llegada de grandes jugadores para potenciar una plantilla que ha perdido mucho talento de manera paulatina en los últimos años (Neymar, Luis Suárez, Lionel Messi, Antoine Griezman…), pero el principal problema del conjunto blaugrana no es la calidad de sus piezas o la ausencia de una superestrella mundial.

El Barcelona tiene una plantilla con talento más allá de las grandes bajas. No tiene equipo para pelear por ganar la UEFA Champions League, pero sí que tiene piezas para jugar mejor de lo que lo está haciendo en este comienzo de temporada. Nombres como Frenkie de Jong, Sergio Busquets, Pedri, Marc André Ter Stegen, Gerard Piqué, Ronald Araujo, Eric García, Memphis Depay, Ansu Fati… Todos son jugadores que ofrecen grandes rendimientos si se le confecciona un sistema de juego adecuado. Y el principal problema es que Ronald Koeman todavía no lo ha logrado hacer.

Koeman, no es entrenador para el Barcelona

El entrenador neerlandés es uno de los culpables del mal momento deportivo del club. Su pizarra, planteamientos y dirección de campo no han sido suficientes para levantar a un equipo que tiene jugadores para brillar por encima de sus posibilidades. Sin contar que no ha logrado sacar lo mejor de la mayoría.

Lo primero que tiene que hacer Joan Laporta, teniendo en cuenta que el club está viviendo una fase de transición tanto a nivel económico como deportivo, es buscar un entrenador que apueste por una idea de juego que potencie a sus mejores jugadores y que confíe en el joven talento que hay en la cantera, que tiene que ser la principal apuesta del club debido a sus problemas económicos.

El partido contra el Bayern Múnich fue solo un ejemplo claro de lo que tiene que hacer el entrenador del Barcelona. Apostó por una idea de jugo muy defensiva y sin variantes para poder salir de la presión de su rival, apostando por una idea a la que sus principales piezas no están acostumbradas. Jugadores como Frenkie de Jong, Busquets y Pedri estaban perdidos dentro de la cancha. Su gen no es jugar de esta manera.

Y, como si fuera poco, apostó por los jóvenes talentos (Gavi, Yusuf Demir, Alex Baldé) cuando el equipo estaba 0-2 en el marcador y sin opciones de responder. No les dejó el mejor contexto para debutar, teniendo en cuenta que tampoco tenían muchas opciones para mostrar sus mejores versiones. Un partido malo en todos los sentidos para Ronald Koeman, a lo que tenemos que agregar que todavía sigue en una guerra contra Joan Laporta a nivel comunicativo.

El dato que explica todo con facilidad es que, según Míster Chip, es la primera vez que el FC Barcelona no dispara ni una sola vez a puerta en la historia de la UEFA Champions League. Es alucinante que un club tan grande no pueda generar peligro, independiente de su rival de turno.

El Barcelona necesita un entrenador diferente y con más talento a la hora de explotar las dos variantes antes mencionadas. La presencia de Koeman no mejora al Barcelona, pese a que para él sí lo está haciendo. “El club tiene futuro gracias a mi”, comentó en su momento. No es mal entrenador, pero no hay dudas de que un club tan importante le ha quedado muy grande.

Laporta, antes de pensar en Haaland o Dani Olmo, busca un nuevo entrenador que pueda darle juego y vida a un equipo que se arrastró en la cancha del Camp Nou ante el Bayern Múnich, que tiene nuevo entrenador y que todavía no está al nivel de los mejores equipos de Europa (Chelsea, Liverpool, Manchester City y PSG).

Últimas noticias

Comentarios recientes