Ojalá lo que ha perdido el FC Barcelona fuese sólo un título

OPINIÓN / La derrota ante el Celta de Vigo confirma el final de temporada de un FC Barcelona agotado y hundido

Ojalá lo que ha perdido el FC Barcelona fuese sólo un título "Foto: Sport" Ojalá lo que ha perdido el FC Barcelona fuese sólo un título "Foto: Sport"

El Fútbol Club Barcelona no será el campeón de la actual edición de LaLiga Santander. Las esperanzas del conjunto culé de cosechar un segundo título en esta mejorable temporada se disiparon con el empate ante el Levante UD y se terminaron de confirmar con la derrota ante el Celta de Vigo. Dos equipos que no se jugaban nada, no verían variar sus objetivos deportivos, pero sí tenían algo que el Barça no: alma y espíritu.

Ojalá lo que hubiese perdido el FC Barcelona sólo fuese un título de Liga. No es algo habitual pero que puede entrar dentro del plano de la lógica debido a la exigente competencia que existe con Real Madrid y Atlético de Madrid. Pero no, lo que ha perdido este equipo es mucho más y de mayor gravedad.

Este FC Barcelona, ya sea de Ernesto Valverde, Quique Setién o Ronald Koeman (o el que venga), es un equipo muerto. Uno de esos conjuntos que vagan por los terrenos de juego en los que deben ganar para conseguir un título. Que a veces funciona por arreones y porque tiene en sus filas al mejor futbolista del mundo, pero hasta ese potente haz de luz se acaba poco a poco.

Delirios de grandeza inexistentes

Ya nadie teme visitar el Camp Nou con la conciencia de que, lo más normal, será que caigan unos cuantos goles en su contra. Ya nadie respeta a este club sobre el verde, en Europa sobre todo y en España cada vez menos. Falta de mentalidad ganadora, de sentimiento de grandeza, de trabajo semanal pensando en las diferentes citas que ninguna escapa a la enorme competitividad de cualquier entidad que habite en la élite.

Nadie reconoce a este FC Barcelona desde hace mucho tiempo, aunque ojalá que lo único que hubiese perdido fuera un título, y no una identidad y un nivel que ha costado décadas construir y años destruir.

Últimas noticias

Comentarios recientes