El nuevo rol de Philippe Coutinho con Koeman

El mediocampista brasileño tuvo un rol bastante interesante en el partido contra el Girona.

El nuevo rol de Philippe Coutinho con Koeman El nuevo rol de Philippe Coutinho con Koeman

El FC Barcelona derrotó al Girona en el segundo partido amistoso del conjunto blaugrana en esta pretemporada. Y, después del análisis que realizamos el día de ayer de varios rasgos tácticos del conjunto de Ronald Koeman, es momento de destacar el rol que tuvo una pieza que, después de jugar cedido la temporada pasada, regresó al club con la intención de tener una función importante en el equipo titular y en el desarrollo del juego del club. Estamos hablando de Philippe Coutinho.

El volante brasileño, de 28 años de edad, viene de ganar todos los títulos la temporada pasada en el Bayern Múnich de Hans Dieter Flick y ahora regresó al conjunto blaugrana para ser una pieza determinante. Y Ronald Koeman ha intentado darle un rol fundamental en el desarrollo colectivo del equipo. En el primer partido jugó como mediapunta contra el Nastic de Tarragona y como volante externo izquierdo contra el Girona, donde mostró un rendimiento bastante elevado y en una posición donde puede tener muchos más minutos de calidad, teniendo en cuenta que Lionel Messi ocupará dicha zona del campo. Por eso analizaremos los movimientos que tuvo en esa posición.

Philippe Coutinho tuvo un rol más de fijador, ocupando la banda izquierda para darle más libertad a Jordi Alba, quien participó en la primera línea de creación en el inicio de la jugada. Por otro lado, teniendo en cuenta los movimientos constantes de Messi, Griezmann y Trincao, el Barcelona necesitaba una pieza que fijara el costado opuesto y que pudiera generar desequilibrio atacando el lado débil. Pero, más allá de todo eso, su rol no fue únicamente ese.

Cuando el Barcelona construía, el brasileño se posicionó de manera constante en el carril central para poder aportar una tercera altura en la zona de volantes y acompañando a Lionel Messi cerca de ese sector. Pese a estar alejado de esa zona de gestación principal (costado derecho), Coutinho tenía un rol fundamental para verticalizar. Sus recepciones siempre fueron claves para pasar al ataque y darle ese plus ofensivo que necesitaba la circulación de la pelota, cuando esta no lograba progresar.

Pese a que ese rol lo tuvo Ousmane Dembélé en ese mismo costado, el brasileño demostró que tiene las condiciones para ser un jugador de banda desequilibrante y que no necesita estar en constante contacto con la pelota, el que fue su principal problema en los primeros años en el FC Barcelona.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Elche y Valencia se verán las caras mañana viernes, en el Martínez Valero

Últimas noticias

Comentarios recientes