¿Por qué no triunfan los grandes fichajes en el Real Betis?

Opinión.- El conjunto verdiblanco ha salvado la categoría en una campaña ramplona

¿Por qué no triunfan los grandes fichajes en el Real Betis? Foto: Yahoo ¿Por qué no triunfan los grandes fichajes en el Real Betis? Foto: Yahoo

Nabil Fekir, Borja Iglesias o Sergio Canales son algunos de los nombres de los que se esperaba lo mejor en el Benito Villamarín cuando sus nombres se hicieron oficiales. En cambio, su proyección y la del equipo no ha sido la esperada, aunque lo justo es decir que no todos los futbolistas han estado al mismo nivel en este curso.

El caso de Borja Iglesias es uno de los más clamorosos, y es que el delantero costó 28 millones de euros al Betis y su rendimiento ha sido pésimo. No ha logrado conectar con el equipo y sus números hablan solos: 3 tantos y 3 asistencias. La parroquia verdiblanca abrazó este fichaje el verano pasado, pero ni Rubi, ni él, cuajaron en Sevilla. Si bien, el juego del conjunto heliopolitano tampoco ha ayudado a que ‘El Panda’ triunfe. Y es que, hemos visto un equipo con poca verticalidad, poco atino y poca llegada. Esto ha provocado que el ariete en más de una ocasión pareciese un islote y su imagen se deteriore todavía más.

El inconveniente que encontrará la secretaría técnica verdiblanca es que su venta, este mercado de fichajes no será posible. Con lo que costó al club, lo más lógico es querer recuperar lo invertido y, este verano, eso no se va a dar. A la crisis económica provocada por el coronavirus, se une que 28 millones tras una mala temporada no lo va a pagar ningún equipo.

Si hablamos de Nabil Fekir, sí que es una pieza importante de la medular del Real Betis, en cambio, de él se esperaba que fuese determinante. Con idas y venidas, no ha sido ese futbolista por el que media Europa luchaba el pasado mercado estival. Cuando aparece, lo hace como el que más, pero su irregularidad y la falta de empaque con el resto de equipo también lo han puesto en la boca de la afición bética. Si bien, hablar del jugador aislado es una cosa y hacerlo en relación al resto del equipo es otra. De hecho, es en el segundo aspecto donde más pierde Fekir.

Sergio Canales sería el más destacado de los tres, lleva dos campañas vistiendo la elástica verdiblanca y se puede decir, fácilmente y sin despeinarse, que es el mejor jugador del plantel bético. En cambio, no se puede vivir de individualidades. Nadie en su sano juicio hubiera pensado al inicio de este curso que el Real Betis, con jugadores de este nivel no estuviera luchando por entrar en puesto europeo. Pero no. Lejos de eso, han encarado la recta final de la competición pidiendo la hora.

Otros nombres como el de Carles Aleñá, cedido del FC Barcelona, también podrían salir a la palestra. De él, al menos por venir del equipo del que venía, se le presuponía unas aptitudes que pocas veces se han visto en el terreno de juego. Asimismo, Juanmi Jiménez, que costó al Betis 8 millones de euros, parecía ser la opción perfecta de revulsivo del plantel, pero una lesión lo ha tenido prácticamente toda la campaña.

En resumen, en los últimos años, la directiva verdiblanca se ha hecho con jugadores de gran renombre para conformar su plantel, pero su calidad no ha sumado al equipo sino que esa suma les ha restado considerablemente de forma individual. Quizá lo más acertado sería cambiar la política de fichajes y hacer un equipo mucho más compacto en el que todos los jugadores logren brillar a su manera.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

PSG y Manchester United debutarán mañana en la nueva edición de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes