Una nave sin alas

OPINIÓN- El Mancheser United se desinfla en un intento de resurgir

Otro empate, otra pérdida de puntos inesperada, una nueva salida que termina con sabor amargo para los de Old Trafford y que vuelve a provocar desilusión entre la afición red devil. Lo peor es que no es la primera, ni será la última para ellos, pues este proyecto aún está por completar.

Sin duda, estaba siendo una temporada demasiado bonita para los de Ole Gunner Solskjaer en cuanto a Premier League se refiere. Segundos hasta el momento y con varias jornadas aguantando en la cima de la clasificación pero que pronto se vio afectada por las irregularidad del equipo.

Una irregularidad que básicamente tiene una sencilla explicación: esta nave aún no tiene las alas suficientes para volar. Todavía queda para que este United sea el que un día reinaba en Inglaterra conquistando cada año algún título y representando un estilo de fútbol único, con jugadores que daban la talla cada partido y que bien marcaron épocas.

Dónde están los Ferdinand, Vidic, Scholes, Giggs, Rooney o Carrick que se dejaban la piel por el escudo, que empujaban en los últimos minutos de forma brutal al equipo rival y que cada derrota significaba el comienzo de una nueva racha de victorias.

Ahora no se ve esa actitud en los Maguire, Pogba, Rashford o Martial que se confían cuando les toca visitar a un equipo, a priori, inferior. Toda una actitud que proviene de la mediocridad que ha demostrado el conjunto red devil en los últimos años tras la salida de su mayor leyenda en el banquillo, Sir Alex Ferguson.

Solskjaer es la pieza clave de esta plantilla. Su bondad y conformismo han llevado al equipo en lo más alto, manteniendo a todo el equipo en forma pero, a su vez, la pasividad y mano blanda es la responsable de que el equipo no sepa dar un golpe encima de la mesa cuando cae derrotado inesperadamente.

Al noruego le falta tener mano dura en el vestuario, le falta ese carácter que tenía Mourinho cuando sentaba a los pesos pesados cuando no rendían mientras que Ole prefiere darles una nueva oportunidad en cada partido. Una filosofía que ha sido muy criticada, pues a más de un jugador le ha costado estar en el banquillo a pesar de su buen estado de forma.

Aún estamos en el ecuador de la temporada y queda mucho por decidir, de hecho al United le vienen los meses más decisivos ahora, cuando debe demostrar que la Europa League se le queda pequeña y que es serio candidato a estar el año que viene en la lucha por el título de la Premier League.

Esta temporada, si algo tiene de positivo, es que el Manchester United es toda una sorpresa que esté tan arriba con tan poco fútbol, pero es sin duda síntoma de que algo bueno están haciendo y que es el comienzo del resurgir de un grande de Europa.

Últimas noticias

Comentarios recientes