El método del Real Betis que alejó a Rui Silva del Sevilla

El meta luso jugará en el Benito Villamarín a partir de la próxima temporada sin pagar traspaso alguno, puesto que en junio finaliza su contrato con el Granada

El método del Real Betis que alejó a Rui Silva del Sevilla. Foto: El Señor del Balón El método del Real Betis que alejó a Rui Silva del Sevilla. Foto: El Señor del Balón

A lo largo de esta semana, ya adelantamos en Fichajes.net que el Real Betis Balompié ha cerrado la incorporación de Rui Silva para la próxima temporada, una vez finalice el contrato del portero portugués en el Granada CF de Diego Martínez. Un movimiento necesario para el conjunto de Manuel Pellegrini, que no cuenta con un portero de categoría o que tenga un nivel cercano al resto de plantilla.

Rui Silva tomó la decisión, hace algunas semanas, de no renovar con el Granada CF con la intención de dar un salto de calidad a nivel individual, pese a estar en uno de los proyectos más interesantes de La Liga en las últimas dos temporadas. Pero, pese a eso, es un equipo que no puede crecer más allá de donde ya está, a diferencia del Real Betis Balompié, una institución más asentada en Primera División y con mucho más talento en su plantilla.

Pudo romper el acuerdo en el pasado mercado invernal

La altísima competencia por el cancerbero portugués, hizo temer a los dirigentes béticos por su fichaje, por lo que incluyeron en el acuerdo por escrito una serie de cláusulas compensatorias, poniendo como fecha límite el 'deadline' invernal, el 1 de febrero. Efectivamente, clubes como el Everton, Inter, Atlético de Madrid y Oporto pujaron con fuerza por el de Maia, especialmente los ingleses, que le pusieron sobre la mesa una prima de fichaje de cinco millones de euros y un sueldo de tres netos por cada uno de los cuatro años. Sin embargo, el guardameta portugués priorizó su palabra antes que un salario mayor.

Lo más curioso de todo fue el posible interés del Sevilla FC, que también se situaba en la carrera por Rui Silva. Según 'Radio Sevilla', el Real Betis ató bien ese precontrato, incluyendo una penalización de dos millones de euros si el todavía meta nazarí lo rompía antes de que finalizara este último mercado, una cantidad que se doblaba si el destino era el conjunto nervionense.

En definitiva, según Estadio Deportivo, el portero portugués firmará un contrato hasta el 30 de junio de 2026 (cinco temporadas a partir de la próxima) y una cláusula de rescisión que rondará entre 50 y 60 millones de euros.

Últimas noticias

Comentarios recientes