La mejor dupla de Europa no tiene fecha de caducidad

El fútbol es un deporte que no perdona conforme pasan los años, pero a esta pareja de ‘killers’ no les importa la edad

Lewandowski-Müller: la mejor dupla de Europa no tiene fecha de caducidad. Foto: Getty Lewandowski-Müller: la mejor dupla de Europa no tiene fecha de caducidad. Foto: Getty

La jornada 4 en la Bundesliga ha transcurrido con total normalidad después de que el Bayern de Múnich volviera a golear a domicilio al Arminia Bielefeld (4-1) y siga la estela de del RB Leipzig en la clasificación.

Y gran parte de culpa es de la dupla atacante más en forma del último año: el polaco Robert Lewandowski y el alemán Thomas Müller. En solo cuatro partidos que lleva el gigante bávaro disputados en esta temporada 2020/21, entre los dos han generado y enchufado la friolera de 17 goles. Es decir, han participado directa o indirectamente en todos los goles que lleva su equipo en este comienzo.

Una barbaridad si se analiza pensando en la edad o longevidad de estos dos futbolistas, pero que acaba aceptándose como normal o cotidiano por ser las figuras que son.

Lewandowski, con 32 años, está disfrutando de su mejor estado de forma. Y parece que lleva así diez años. La pasada campaña fue, sin duda alguna, el jugador más determinante del continente y, si se hubiera entregado el Balón de Oro, todas las apuestas dictaminaban que el galardón hubiera sido para él. Pero ya no es cosa de los trofeos individuales, es todo lo que sigue aportando en el campo. Un delantero centro fino con el esférico y exquisito en el remate, que se asocia y se entiende con sus compañeros a las mil maravillas. Un genio a la hora de entender este deporte que decidió colocarse el ‘9’ a la espalda, pero no desentenderse del juego colectivo. Sus remates y asistencias, como en el encuentro ante el Hertha de Berlín, son un placer visual para el espectador. 7 tantos y 3 asistencias ya en su haber. Y esto solo acaba de empezar.

Por su parte, Müller, a los 31, es el comodín perfecto. Ese futbolista que, a pesar de no ser nada estético, hace las cosas bien. Pero que muy bien. Y no hay nada que de más gusto en el fútbol que ver hacer las cosas bien. Los desmarques, los apoyos, las paredes… todo lo hace por y para el equipo. Su gol ayer es una buena prueba de ello. En vez de ser egoísta, decidió ceder el balón a un compañero que, por la intervención del rival no pudo anotar, pero el rechace le volvió a los pies del teutón, que ahí es infalible. No es delantero, ni mediapunta, ni extremo. Müller es futbolista. Y sus 3 goles y 4 asistencias lo clarifican.

Con la Champions ya en mente

Ahora, el objetivo es nuevamente la Champions League y el primer escollo es el Atlético de Madrid el próximo miércoles en el Allianz Arena. Un duro rival que, a buen seguro, obligará a Hans-Dieter Flick a tirar de su pareja más letal.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Bayern de Múnich y Atlético de Madrid jugarán mañana su primer partido de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes