El mariscal Piqué está de vuelta

Se acabó la Copa Davis y volvió su mejor versión

Piqué muestra su mejor versión. Foto: EFE Piqué muestra su mejor versión. Foto: EFE

Si el Barça dejó alguna buena noticia en San Sebastián fue el partidazo de Gerard Piqué. Se habla mucho del día que Messi se retire, pero poco del vacío que dejará Piqué tras su marcha. Los que le acusaron de distraerse con la Copa Davis, se lo pensarán la próxima vez tras ver el recital que dio ayer, al alcance de muy pocos defensas en Europa.

Sostuvo a un Barça que hizo aguas en defensa, incapaz de detectar a Odegaard y aplicando una presión ineficaz que dejaba terreno a la espalda para atacar con espacios a Ter Stegen, otro que esta vez restó en lugar de sumar. Piqué fue el salvavidas dominando la anticipación y el juego aéreo, además de mostrar una punta de velocidad capaz de igualar a un galgo como Isak.

Incluso tuvo el orgullo para buscar la victoria en la última jugada, provocando un penalti que debió señalarse. Fiabilidad y coraje en un equipo que sin Piqué no habría puntuado en San Sebastián. Llega pletórico al clásico, siendo el latido de un Barça irreconocible.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Manchester City y Real Madrid jugarán mañana su partido de vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes