Manchester City: ¿Es el año para ganar la Champions?

El estado de forma de los SkyBlues es la principal razón por la que es uno de los favoritos a levantar la Orejona al final de la temporada

Manchester City: ¿Es el año para ganar la Champions? Manchester City: ¿Es el año para ganar la Champions?

El Manchester City enfrentará mañana al Borussia Mönchengladbach en el partido de ida de los Octavos de final de la UEFA Champions League, en el primer partido de una serie que, pese a ser interesante debido a la manera de jugar de ambos equipos, está muy desigualada debido al gran momento que está viviendo el conjunto dirigido por Pep Guardiola, que está cerca de coronarse por tercera vez en cinco temporadas en la Premier League de Inglaterra.

El estado de forma de los SkyBlues es la principal razón por la que, en este momento, es uno de los favoritos a levantar la Orejona al final de la temporada, hasta al nivel del Bayern Múnich, actual campeón de Europa y del mundo. Pero, pese a eso, siguen surgiendo muchas dudas alrededor de lo que pueda ocurrir en esta edición de la Champions debido a los antecedentes que tiene el Manchester City en el torneo de clubes más importante de Europa.

La ausencia de jugadores con experiencia en la competición y poca mística competitiva a nivel internacional se han convertido en los principales condicionantes de un equipo que, más allá de ciertos bajones de rendimiento, se ha mantenido en el podio de los mejores equipos del continente desde la llegada de Pep Guardiola a las islas británicas.

Pero, a diferencia de ediciones anteriores, el Manchester City llega a la ronda de eliminación directa de esta edición con un nivel futbolístico impresionante. Los citizens acumulan 25 partidos sin perder en todas las competiciones y 13 victorias consecutivas, lo que le ha ayudado a posicionarse como líder de la Premier League con una diferencia considerable con el resto de equipos. Aunque, para muchos fanáticos, analistas y periodistas, no es suficiente para considerarlo un favorito claro a ganar el título más importante de todos.

Las eliminaciones previas ante equipos inferiores en la previa (AS Mónaco, Liverpool, Tottenham y Olympique de Lyon) han condicionado el pensamiento de todos, pese a que nivel de juego no parece que exista un equipo capaz de superar a Pep Guardiola y los suyos.

La Champions League es la competición del miedo y de las dudas, donde pecar en una sola oportunidad es más que suficiente para quedarte fuera de todo. Y, al mismo tiempo, es el único parámetro que utilizan muchas personas para medir el éxito de una temporada, por lo que el Manchester City de Pep Guardiola es un considerado un equipo fracasado al no poder pasar nunca de los Cuartos de final pese a tener una plantilla impresionante y hacer inversiones importantes en cada mercado de fichajes.

La temporada pasada parecía ser una oportunidad de oro debido a que eliminaron al Real Madrid de manera dominante y que el partido contra el Lyon parecía sencillo para romper la pared que tanto molesta a los SkyBlues. Pero un partido malo fue suficiente para quedar afuera y perder la oportunidad de dar el golpe sobre la mesa.

Es un equipo con talento pero que no tiene jugadores con grandes actuaciones en las noches mágicas (como decía Valdano), lo que también le ha dificultado afrontar las situaciones que le va planteando la competición en cada partido.

Otra de las claves son los planteamientos que ha realizado Pep Guardiola, a quien critican por sobre pensar los partidos y adaptarse a sus rivales, pese a que estos sean inferiores y se les pueda ganar con lo que hacen cada fin de semana en Inglaterra. El entrenador español también tiene una pared que no ha terminado de romper desde que salió del Camp Nou hace algunos años. Un reto que deben romper todas las personas que trabajan en el lado celeste de Manchester.

Opinión: ¿Es el año para ganar la Champions?

No sé, y nadie puede saber, si este será el año que el Manchester City va a terminar de dar el golpe sobre la mesa pero, sin duda, es la versión que está mejor preparada para hacerlo desde la llegada de Guardiola. Por encima de la que hizo 198 puntos en dos temporadas.

La llegada de Juanma Lillo fue clave en esto. Su incorporación al cuerpo técnico de Pep ha ayudado a mejorar la fase sin pelota del Manchester City. La presión en los inicios de juego del rival, presión tras pérdida, la transición defensiva, la ocupación de espacios.

Sin olvidarnos una mejora sustancial en las fases con pelota, con la incorporación de roles que han facilitado la adaptación de varias piezas y la mejora de otras. Joao Cancelo, Rodri, Ilkay Gundogan, Rubén Días, John Stones, Phil Foden, todos dando un salto de calidad en comparación a años anteriores.

Todos estos rasgos han ayudado a que el equipo de Pep consiga solidez, confianza y continuidad, lo que parecía complicado en una temporada repleta de condicionantes: pandemia, menos tiempo de trabajo, menos tiempo entre partidos, más bajas, ausencia de público...

Pero la Premier League la están dominando a placer, pese a que parecía complicado debido a la presencia del Liverpool campeón, Chelsea reforzado, Manchester United con continuidad, segundo año de Mourinho y la presencia de outsiders interesantes (Leicester, Everton, Arsenal...)

El problema es que la Champions te exige otras cosas, lo que no ganas en el día a día, donde se ha visto la mejor versión del Manchester City de Guardiola. Necesitas tener una mandíbula fuerte y un gancho mortal. Lo que todavía desconocemos si tiene este equipo.

La eliminatoria contra el Borussia M. será clave debido a que es el estilo de equipos que lo ha eliminado en todas las ediciones anteriores y que puede significar un punto de partida para crecer en la competición. Todo dependerá de la forma en la que salgan de esos dos partidos.

Últimas noticias

Comentarios recientes