Machín y su sistema, ahora en el Espanyol

El ex de Girona y Sevilla consiguió sus mejores números con este esquema que ahora trasladará al RCDE Stadium

Machín y su sistema, ahora en el Espanyol "Foto: El País" Machín y su sistema, ahora en el Espanyol "Foto: El País"

Los cambios en los banquillos de LaLiga continúan sucediéndose y ya son dos los técnicos que comenzaron la temporada como entrenadores de Primera División y ya se encuentran sin equipo. En esta ocasión, ha sido el Real Club Deportivo Espanyol el que ha movido fichado tras ocupar la penúltima posición de la tabla, destituyendo a David Gallego y oficializando la llegada de Pablo Machín al banquillo ‘periquito’.

Con todo esto sobre la mesa, hay que tener en cuenta que los cambios en el banquillo a mitad de temporada nunca son algo recomendado, aunque sí entendible como consecuencia de la desesperación de los dirigentes y de la afición apreciando que los resultados esperados no se están produciendo. Y no es lo más conveniente porque el cambio de entrenador hace que otra figura deportiva totalmente distinta a la anterior se encuentre una plantilla sin posibilidad de modificación, y que, probablemente, no satisfaga sus necesidades para poder elaborar su sistema de juego y sus entramados tácticos preferidos. Esto es la teoría. Sobre el papel hay ocasiones en las que un entrenador encuentra en un plantel de futbolistas ya confeccionado lo que quería. Y este podría ser el caso de Machín y el Espanyol.

No obviamos la necesidad imperiosa del Espanyol de acudir al próximo mercado invernal, que seguro lo harán bajo la supervisión del nuevo técnico, como todos los equipos de la Liga Santander, sin embargo, y hasta entonces, las piezas requeridas por Machín se encuentran en la plantilla.

Lo más característico del sistema desarrollado por el técnico español en Girona y Sevilla es la alineación de 3 centrales. Es algo obligatorio en su esquema, y en dicha posición el club catalán cuenta con jugadores que vienen como anillo al dedo a este detalle táctico. Zagueros de la talla de Calero, David López, Bernardo o Naldo, rendirían aún mejor ocupando sólo un flanco y recibiendo constantes ayudas mutuas. Otra de las obligaciones del sistema de Pablo Machín es el poder contar con carrileros de recorrido y con amplio bagaje defensivo y ofensivo. Y vaya si los tiene, con Adriá Pedrosa o Dídac por izquierda y Corchia o Víctor Gómez presumiblemente por derecha.

No solo esto, en Girona ya vimos la necesidad del conjunto de Machín de presentar un medio del campo creativo y de calidad. Jugadores como Marc Roca, Sergi Darder, Esteban Granero o Melendo se ajustan mucho a esta idea de juego. Y del mismo modo, una delantera móvil y complementaria de la que el club ‘periquito’ precisa: un ‘9’ más fijo como Calleri o Ferreyra, otro más móvil como Wu Lei o Campuzano.

Cuesta más encajar a jugadores como Javi López, Pablo Piatti o Ander Iturraspe, pero de lo que no cabe duda es que Machín tiene lo necesario para adaptar al Espanyol a su 3-4-1-2 en este nuevo e ilusionante proyecto.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Leipzig y Atlético de Madrid jugarán mañana jueves su partido correspondiente a los Cuartos de final de la Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes