Leo Messi sigue hurgando en la herida de la afición del FC Barcelona

OPINIÓN.- El argentino ha sido uno de los protagonistas del escándalo de verano y sigue echando leña a la hoguera mediática

Leo Messi sigue hurgando en la herida de la afición del FC Barcelona. Foto: Mundo Deportivo Leo Messi sigue hurgando en la herida de la afición del FC Barcelona. Foto: Mundo Deportivo

Pasan los días desde que el ‘caso Messi’ se dio por cerrado. O eso parecía. El argentino en una entrevista mostraba su amor al club de su vida y, aunque la crítica no faltó, continuaría en el FC Barcelona una campaña más. Las aguas, aunque de forma forzosa, volverían a su cauce.

Pero nada más lejos de la realidad. En el Camp Nou se respira tensión y se provoca tensión. La directiva jaleada para que abandone su puesto, Luis Suárez se marcha y cada día está más que claro que el astro argentino no quiere estar allí.

Así lo ha mostrado en sus redes sociales cuando se despedía de su amigo del alma. El uruguayo no entraba en los planes de Ronald Koeman y a Messi, eso le ha parecido largar al delantero de mala manera (y bien que podría llevar razón). “Pero la verdad que a estas alturas ya no me sorprende nada”, dice Leo en su cuenta de Instagram en referencia la salida de su amigo.

A estas palabras se ha sumado la opinión muy similar de jugadores como Neymar o Dani Alves. Y a nadie vamos a engañar, la gestión del FC Barcelona en los últimos años está siendo nefasta y no gusta ni a jugadores ni a afición. Pero son estos últimos los principales perjudicados.

La parroquia azulgrana no aguanta más los desplantes de unos y otros. Ni D10S, ni Josep María Bartomeu, ya no creen en nada y todo parece una mala pesadilla. Cuando las cosas parecían calmarse, siempre vuelve a tronar y eso acaba desgastando a una afición que ve como su equipo se hunde y no solo en lo deportivo.

Lo justo sería que todas las partes dejasen su tremenda soberbia a un lado, que intentasen convivir lo mejor posible hasta que puedan desvincularse, que se piense en la afición, que se respete al que sufre los colores y no los billetes. Pero claro, puede que sea mucho pedir a este fútbol que cada día está más loco.

Últimas noticias

Comentarios recientes