Jugadores sobre los que nunca hay que dudar

Incluso en malas temporadas hay que mantener la fe en ellos

Iago Aspas, el mismo de siempre. Iago Aspas, el mismo de siempre.

Minuto 90. Falta al borde del área, ideal para un diestro. Iago Aspas es zurdo, pero es muy bueno. La clavó por el único ángulo posible, aprovechando una barrera mal puesta y haciendo estallar a un Celta que ha resucitado en una semana. Un gol que quitó media liga al Barça y que sólo está al alcance de un puñado de elegidos.

No estaba siendo su temporada. No estaba en las quinielas para ir a la Eurocopa y su equipo coqueteaba peligrosamente con el descenso. Muchos perdieron la fe, en un sacrilegio muy habitual en el mundo del fútbol, el de dudar de los genios y querer enterrarlos. Aspas apareció en el mejor partido posible, dio alas al Celta y se coloca a tiro del Zarra en una temporada discreta. Que vuelvan a dudar de él.

Pasa con muchos jugadores, a los que dan por acabados pero siempre vuelven. Hace unos meses Morales también apareció en un partido grande para ganar con un gol suyo al Madrid. Pueden estar inciando el declive, pero nunca se les puede enterrar antes de hora. Cazorla sigue dando un clínic en cada partido y a lo largo de la historia siempre se ha dudado de los más grandes, como de Raúl González, que nunca hacía nada pero siempre aparecía para sacar de problemas al Madrid.

Por ejemplo, de Messi y Cristiano se ha dudado permanentemente, aunque han demostrado superar todos los récords posibles de regularidad. Siguen estando ahí y lo seguirán estando hasta que se retiren, por mucho que anticipen su caída. Aunque también hay excepciones y jugadores que lo ponen muy difícil para creer en ellos, como Griezmann. Seguramente vuelva a ser el que fue, pero no tiene pinta que eso ocurra en el Barça- Por si acaso, mejor no dudar de los genios. Nunca.

Últimas noticias

Comentarios recientes