¿Cómo juega el Celta de Vigo de Eduardo Coudet?

El conjunto celeste destaca en este momento por su estilo ofensivo de jugar, con muchos movimientos por delante de la línea de la pelota

¿Cómo juega el Celta de Vigo de Eduardo Coudet? ¿Cómo juega el Celta de Vigo de Eduardo Coudet?

El Celta de Vigo está viviendo uno de los mejores momentos de la época reciente del club. Desde la salida de Eduardo Berizzo, el conjunto celeste no había coleccionado una racha de buenos resultados y sensaciones futbolísticas tan buena como esta, y la principal razón de todo esto es la llegada de Eduardo Coudet, quien le ha entregado un plus competitivo a la plantilla y ha confeccionado un ecosistema que ha potenciado a muchos nombres propios: Iago Aspas, Santi Mina, Renato Tapia, Denis Suárez, Brais Méndez…

El entrenador argentino, que ha ganado tres de sus primeros cuatro partidos en La Liga, ha catapultado al equipo a la novena posición de la tabla (16 puntos), a solo dos puntos de los puestos de clasificación a Europa League. El cambio es abrupto.

Pero, más allá de que los resultados son positivos, las sensaciones que está dejando el Celta de Vigo a nivel de juego colectivo es impresionante. Un cambio radical en tan solo unas semanas de trabajo, lo que explica muy bien qué tipo de entrenador es Eduardo Coudet.

El conjunto celeste destaca en este momento por su estilo ofensivo de jugar, con muchos movimientos por delante de la línea de la pelota (muchos jugadores en campo rival) y activando diferentes alturas para ir encontrando caminos para progresar en campo contrario.

Pero, pese a lo antes mencionado, el Celta es un conjunto que no se mueve de manera desordenada, es decir, cada movimiento tiene un sentido propio de ocupar espacios abandonados por un compañero (realizando un movimiento de atracción a un defensa). También busca generar superioridad en las bandas con la presencia del lateral, interior y extremo.

El equipo es sostenido por Renato Tapia, que se ha potenciado en este ecosistema y que –pese a que no parece un rasgo que pueda prevalecer en el tiempo- se ha convertido en el corrector ideal para el conjunto de Coudet.

A nivel defensivo es un equipo que siempre busca presionar en campo rival y forzar la perdida de la pelota en campo rival. Quiere tener la pelota, por lo que busca recuperarla rápido para atacar con la misma intensidad. El Celta tiene una chispa que pocas veces se ha visto en La Liga y eso lo ha convertido en un equipo capacitado para gobernar muchos partidos, sea por tramos o de manera continua.

El análisis completo lo verán en las siguientes imágenes (partidos contra Granada y Cádiz)

Últimas noticias

Comentarios recientes