El héroe de la Eurocopa vuelve a sonreír

El hombre que encumbró a Portugal comienza a disfrutar de su nueva etapa

Éder se convirtió en héroe fugaz de Portugal cuando un disparo suyo decantó la final de la Eurocopa 2016 ante Francia. Fue un héroe inesperado y desconocido para el gran público. Cedido por el Swansea City al Lille, se mantenía en un segundo plano internacional.

Tras la final de la Eurocopa, Éder dejó de protagonizar portadas. Permaneció en Francia, el país al que había privado de reinar en Europa. Seis goles en la Ligue 1 no impidieron que el Lille decidiera cederlo al Lokomotiv de Moscú en el mercado de verano.

Allí alterna titularidad y banquillo, pero este domingo, en el campo del Rostov, Éder ha vuelto a ser héroe a menor escala. Su gol en el último minuto del partido ha resultado decisivo en la victoria del Lokomotiv (0-1). En Rusia, a miles de kilómetros de casa, Éder ha recuperado la sonrisa.

Últimas noticias

Comentarios recientes