¿Por qué hay tantas ganas de jubilar a Marcelo?

Es habitual cabeza de turco en las derrotas

Marcelo vuelve a ganarse el sitio. Foto: Getty Marcelo vuelve a ganarse el sitio. Foto: Getty

Marcelo fue la gran sorpresa del once de Zidane en el Clásico. Cuando parecía que Mendy le había ganado la partida, el técnico francés se inclinó por el brasileño, que cuajó un gran partido pese a que Messi merodeaba por su zona de influencia.

A Marcelo hace tiempo que se le señala, especialmente desde el propio entorno madridista. Es cierto que sus lagunas defensivas han perjudicado al equipo, pero un jugador con una trayectoria como la suya y que ha sido tan importante en los éxitos del Madrid, merece un respeto, especialmente por parte de su propia hinchada.

Por muy fiable que sea Mendy, está a años luz ofensivamente de lo que puede aportar Marcelo, incluso en esta etapa de su carrera cercana al ocaso. Además, frente al Baça demostró que es jugador de partidos grandes y en estos momentos parece el favorito para salir de titular en Manchester, donde el Madrid necesitará ser ofensivo para darle la vuelta a la eliminatoria.

Además, Marcelo es uno de los capitanes y hombres con mayor trascendencia en el vestuario. Darle por muerto de forma tan prematura es un error y el Madrid debería intentar recuperar su mejor versión para ser un equipo con el vértigo ofensivo de antaño. El brasileño es un martillo pilón en su costado, incorporándose continuamente, asociándose y poniendo centros peligrosos que ayudan a meter al rival en su área. Mendy, pese a sus progresos, está muy lejos de eso y el Madrid lo nota en cuanto a profundidad.

La banda izquierda que forman Marcelo y Vinicius puede dar muchas alegrías al Madrid, en una mezcla de juventud y veteranía que ya sufrió el Barça en sus propias carnes. Los que siguen empeñados en jubilar a Marcelo y señalarle en cada derrota por sus descuidos en defensa, deberían fijarse más en lo que aporta y en su compromiso cuando llega la hora de la verdad.

Últimas noticias

Comentarios recientes