Griezmann, más autocrítica y menos pataletas

OPINIÓN - El delantero francés ha criticado la falta de confianza de Koeman pero tampoco ha hecho para ganársela dentro del terreno de juego

Griezmann, más autocrítica y menos pataletas / Elmundo.es Griezmann, más autocrítica y menos pataletas / Elmundo.es

El FC Barcelona tiene un buen problema montado entre Antoine Griezmann y Ronald Koeman, quienes en los últimos días se han estado dedicando bastantes mensajes recriminatórios. El futbolista francés está teniendo un inicio de temporada bastante complicado en el conjunto azulgrana ya que no está rindiendo al nivel que se esperaba de él y además se ha dado el lujo de decir que es por que el entrenador no lo pone en una posición cómoda para él.

Griezmann no está rindiendo, pero esto no es nada nuevo ya que la pasada temporada tampoco tampoco mostró su mejor versión ni bajo las órdenes de Ernesto Valverde ni bajo las de Quique Setién, aunque sí que se pudo medio adecentar por haber firmado buenas cifras, pero las sensaciones no eran para nada buenas dentro del terreno de juego. El Barcelona quiere más de él y Koeman lo está presionando para tratar de sacar su mejor versión, pero lo cierto es que el francés no lleva nada bien las criticas y se salió de tono a la hora de decir que Koeman no le ponía en la posición que más le gusta. Algo que hizo que el técnico holandés le recriminase y poniese en su sitio.

-No se gana el puesto

Tras toda esta movida, el futbolista tenía una gran oportunidad ante el Getafe de demostrar que es un futbolista importante para el club culé, jugó de inicio con la confianza de Koeman y de delantero centro, una posición que ya tenía cuando jugaba en el Atlético de Madrid, pero volvió a desaprovechar una oportunidad para reivindicarse, de hecho, firmó uno de los fallos más estrepitosos de la jornada al fallar un mano a mano 'cantado' contra el meta azulón David Soria.

Antes de criticar y entrar en el juego de 'tú me dijiste y yo te digo', el francés tendría que hacer autocrítica y ver en lo que está fallando para tratar de mejorarlo, una vez que haya recuperado su mejor versión (por la que pagaron 126 millones de euros) es cuando puede permitirse el lujo de hablar, pero primero que todo, se habla dentro del campo, ahí es donde se gana un nombre el futbolista.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Valencia y Atlético de Madrid jugarán esta tarde en Mestalla

Últimas noticias

Comentarios recientes