La gran mentira de Laporta en el caso Messi

Esto que vais a leer aquí es lo que no se ha contado del adiós de Messi del FC Barcelona. En todo esto, no todos han dicho toda la verdad.

La gran mentira de Laporta en el caso Messi. Foto: ABC La gran mentira de Laporta en el caso Messi. Foto: ABC

Este 8 de agosto de 2021 pasará a la historia como el día en el que Leo Messi dijo adiós, definitivamente, al FC Barcelona. En un acto donde el argentino rompió a llorar al despedirse del que ha sido el club de toda su vida, llamaron la atención varias declaraciones del 10 azulgrana, que no terminaban de cuadrar respecto a lo que se ha venido diciendo en los últimos tiempos. No os perdáis la gran mentira de Joan Laporta en el caso de Messi tras precipitarse su adiós en los últimos días.

Laporta siempre supo que nunca podría renovar a Leo Messi

Desde que las auditorías mostraron al nuevo presidente la situación real del club, Joan sabía que nunca sería posible renovar a su estrella. Para poder cuadrar los números, debía vender a Griezmann, Coutinho y Dembelé (los futbolistas transferibles con mayor valor de mercado) por un valor superior a los 100 millones de euros, así como rebajar la ficha del resto de la plantilla. Lo principal era sacar dinero en ventas, algo que, como ya todos habéis visto, nunca ha sido posible. Lo más cerca ha sido el adiós de Antoine, pero no por dinero, sino a través de un intercambio por Saúl, algo que no ayudaba a nada.

La masa salarial del FC Barcelona, con Leo Messi, suponía el 115% respecto a beneficios. Sin Messi, sería el 95%. LaLiga exige que la cifra sea del 70% o menos. Es decir, aunque el argentino hubiera jugado gratis, ni eso le hubiera permitido poder inscribirle. Esto lo sabía Laporta desde hace un par de meses. Todo lo que ha vendido en la prensa y actos públicos este tiempo habría sido una pantomima. Una actuación de cara a la galería para no manchar su imagen respecto al socio. De puertas para adentro, siempre supo lo que iba a terminar ocurriendo.

Tebas quiso ayudar a Laporta, sin éxito

En una reunión, a principios de este mes de julio, Tebas y Laporta comieron juntos y el presidente de LaLiga le informó a Jan del acuerdo con CVC, que le iba a reportar una gran suma de dinero al Barça, recibiendo ahí el beneplácito de Tebas para que Laporta pudiera inscribir a Leo. Fue el propio Laporta quien, tras consultarlo con su directiva, acordaron no destinar ese dinero para la renovación de Messi, sino a construir su proyecto de futuro. La frase “El club está por encima de cualquier jugador”, dicha por Jan el otro día, explica esto mismo.

Los Messi se dan de bruces con la realidad

Laporta, que tenía ya cerrado el acuerdo de renovación de Messi desde hace semanas (se bajaba el 50% su salario), le comunica a Jorge, padre y representante de Messi, que LaLiga no le permite inscribir al jugador, cuando realmente sí le dejaban hacerlo, solo que él no quiso hacerlo. Es ahí cuando se acelera su adiós. El pasado jueves, Messi pensó que iba a firmar su renovación, y se dio de bruces con la realidad. No se lo esperaba.

Leo tenía un plan B

A inicios de este año, cuando Laporta era todavía un simple candidato y la situación del club estaba en entredicho, Jorge Messi acercó posturas con el PSG y, en los primeros meses de este 2021, cerró un preacuerdo con el equipo parisino, a razón de 35 millones de euros netos por cada una de las dos próximas temporadas.

En foros internos, todos sabían que Messi iba a vestir la camiseta parisina en la 2021/2022. De hecho, se lo comunicaron al propio Sergio Ramos cuando negociaron su posible fichaje. El defensa andaluz así se lo reconoció a Florentino, cuando tenían ese tira y afloja para renovar. “Presi, el PSG me ha prometido que construirán el equipo junto a mí y Messi”. Todo estaba cerrado.

Cuando llegó Laporta, Messi se decantó por el Barça y prefirió esperar, ya que priorizaba renovar con el equipo culé. Por eso, canceló el preacuerdo y esperó noticias de Laporta, con quien cerró su acuerdo de renovación. Un acuerdo que, como hemos explicado antes, nunca estuvo ni cerca de poder firmarse. Por eso, cuando el jueves Messi ya sabe que no jugará en el Barcelona, solo tuvieron que hacer una llamada al PSG para preguntar si el preacuerdo cerrado a inicios de año aún estaba en pie. Les dijeron que sí automáticamente.

Cualquier otro club que llegó para preguntar por Leo se encontró con el ‘No’ por respuesta. Lo tenía hecho con el PSG, donde jugaría al lado de Neymar y otros amigos que tiene en la plantilla. Dicho y hecho. Es cuestión de horas que Leo viaje a París para iniciar la que será su primera aventura lejos del Camp Nou en toda su carrera.

Últimas noticias

Comentarios recientes