El otro gran jugador brasileño que el Madrid dejó marchar a Francia

OPINIÓN - El jugador ha demostrado con los años que con paciencia se hubiese hecho un hueco en el club blanco

En verano de 2012, el Real Madrid hizo oficial el fichaje de Fabinho, un jugador de 18 años que por aquel entonces actuaba de lateral derecho, y que pese a que prácticamente nadie lo conocía, llegó para sustituir en dicha posición a un Dani Carvajal que puso rumbo al Bayer Leverkusen, lo que provocó muchas críticas hacia José Mourinho.

Fabinho llegó procedente del Río Ave portugués, club al que regresó una temporada después dado el bajo rendimiento que mostró en el club blanco. donde alternó entrenamientos en el filial y el primer equipo, con el que debutó en 2013 con una asistencia.

Tras regresar a Portugal, se marchó al Mónaco, donde se le reubicó como centrocampista defensivo, y ahí es donde el jugador brasileño ha explotado como uno de los mediocentros más destacados de Europa sobre todo la temporada pasada, siendo objeto de deseo de Manchester United o Atlético de Madrid, y demostrando que con paciencia, al igual que se han tenido con otros jugadores jóvenes, Fabinho podría haberse convertido en una pieza fundamental del Real Madrid como recambio de Casemiro.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Valencia y Atlético de Madrid jugarán esta tarde en Mestalla

Últimas noticias

Comentarios recientes