El FC Barcelona eliminado de la Champions: Las 3 claves del histórico fracaso

El conjunto azulgrana disputará la UEFA Europa League después de quedar eliminado en la fase de grupos ante Bayern Múnich y Benfica.

El FC Barcelona eliminado de la Champions: Las 3 claves del fracaso El FC Barcelona eliminado de la Champions: Las 3 claves del fracaso

La crónica de una muerte anunciada. Pese a que “El Milagro de Múnich” fue el eslogan con el que los aficionados blaugranas intentaron animar el contexto, pese a que era prácticamente imposible poder derrotar al Bayern Múnich de Julian Nagelsmann en Alemania y que el Benfica no derrotara al Dyano Kiev en la última jornada para clasificar. El FC Barcelona no merecía clasificar a los Octavos de final debido a su desastrosa fase de grupos de la UEFA Champions League. No pasaba desde hace 21 años.

No hay nada que rescatar de los seis partidos disputados. Ronald Koeman enterró al equipo con la derrota en Lisboa (0-3) y Xavi Hernández no pudo levantar a un equipo que sigue destrozado debido a su falta de calidad y al poco tiempo de trabajo que ha tenido de trabajo. Pero, pese a lo antes mencionado, es necesario recalcar que perdió la oportunidad de clasificar una jornada antes cuando empató sin goles en casa ante el Benfica.

Después de una eliminación dolorosa, es necesario poner la lupa y dar las tres claves de uno de los fracasos más importantes en la historia del FC Barcelona. Jugar los jueves será muy doloroso para un club acostumbrado a estar en la élite europea.

Las tres claves del fracaso del FC Barcelona en la UEFA Champions League

-Nada de gol: El equipo solo anotó dos goles en 6 partidos. Uno de Gerard Piqué de pelota parada y uno de Ansu Fati. Nula capacidad para amenazar y generar peligro ante sus rivales. No pudo anotarle ni un solo gol al Bayern Múnich ni al Benfica, quienes clasificaron a los Octavos de final. Es un problema tanto colectivo como individual.

-Una defensa frágil: 9 goles recibidos en 6 partidos. La mayoría se los anotó el Bayern Múnich, pero la sensación es que el equipo nunca logró defender de manera cómoda. Una anticompetitividad que se notó en cada una de las jornadas.

-Cero competitividad: El equipo no ha dado la talla en ningún sentido. No hay nada positivo que sumar después de seis partidos muy malos. Y, más allá de los problemas colectivos, la sensación es que a nivel mental el equipo estaba lejos de poder igualar a sus rivales. Un desastre con todas las letras con rendimientos bajos como los de Ter Stegen, Depay, Piqué, Sergiño Dest, Frenkie de Jong...

Últimas noticias

Comentarios recientes