La evidente decadencia del fútbol español a nivel europeo

Los clubes de nuestro país ya no compiten con los grandes del resto de naciones por una cuestión pura de fútbol

La evidente decadencia del fútbol español a nivel europeo "Foto: Sport" La evidente decadencia del fútbol español a nivel europeo "Foto: Sport"

Hubo un tiempo en el que el fútbol español era el que reinaba en el continente europeo. Extraño era el año en que el ganador de la Champions League o la Europa League no procedía de LaLiga Santander, llegando hasta casos de finales españolas o monopolio de nuestros equipos casi completo en unas semifinales continentales. Pero ese tiempo pasado tan bueno para el fútbol español ya pasó y ahora queda demasiado lejos.

Y no, no es una cuestión de casualidad o de fortuna, sino de trabajo y de cómo se juega a este deporte desde hace unos años. La pasividad del fútbol español, la calma con la que se mueve el balón, la lentitud que presenta el ritmo de la mayoría de partidos poco tiene que ver con el vertiginoso deporte que practican en Inglaterra, Francia, Alemania y demás grandes ligas del viejo continente.

Fracasos asegurados

El ridículo del FC Barcelona frente al París Saint-Germain, la apisonadora ofensiva del Borussia de Dortmund frente a la inexpugnable defensa del Sevilla FC, la paliza endosada por el Manchester United a la Real Sociedad y lo que pueda acontecer la próxima semana (con las excepciones de Granada y Villarreal) no son casualidad.

Que futbolistas como Kylian Mbappé, Jadon Sancho, Layvin Kurzawa, Marcus Rashford, Erling Haaland o Bruno Fernandes se hayan mostrado indefendibles en este primer asalto responde al mero hecho de que en Europa se juega un fútbol rápido, veloz, decisivo, con mucho punch, y en España ese ritmo es cada vez más lento, los partidos se vuelven cada vez más frenéticos y las pausas reinan por encima de los golpes en la mandíbula. Veremos si cambia en los partidos de vuelta.

Últimas noticias

Comentarios recientes