¿Y esto es todo lo que puede hacer el líder de La Liga?

El Atlético de Madrid demostró ante el Chelsea lo lejos que están los clubes españoles de los mejores equipos de Europa.

¿Y esto es todo lo que puede hacer el líder de La Liga? ¿Y esto es todo lo que puede hacer el líder de La Liga?

El fútbol español está cada vez más lejos de los mejores de Europa, tanto a nivel de selecciones como de clubes que, en los partidos de ida de los Octavos de final de la UEFA Champions League, demostraron que están lejos de poder competir ante los mejores equipos de Europa.

FC Barcelona y Sevilla ya habían demostrado que no estaban capacitados para competir ante los dos grandes jóvenes talentos del fútbol mundial (Kylian Mbappé y Erling Braut Haaland) y quedaron a un paso de ser eliminados en una instancia de tierra de nadie. Y, una semana después, fue el Atlético de Madrid que demostró que, en este momento, los clubes españoles no pueden competir por el título de la Champions League.

El conjunto colchonero cayó derrotado 0-1 en “casa” ante el Chelsea de Thomas Tuchel, un equipo que tiene menos de 10 partidos con su nuevo entrenador y que todavía está en fase de construcción de una estructura de juego. Pero, pese a eso, Diego Pablo Simeone decidió no salir a atacar, olvidarse que los partidos se ganan con goles y que llegaba como el líder de “una de las mejores ligas del mundo”.

Un equipo sin ideas, sin juego

El Atlético de Madrid salió a jugar al National Arena de Bucarest como si fuera un equipo chico y el Chelsea era el Barcelona de Guardiola o el Brasil de los 70’s. Un equipo que se sintió inferior en todo momento y que no sabía dar dos pases seguidos claros, pese a mostrar en La Liga muchas variantes ofensivas interesantes y convertir a Luis Suárez en el goleador. Pero ese equipo desapareció apenas sonó el himno de la Champions League.

Y los números son claros en esto. Y la más clara es esta, lo que demuestra lo poco que quiso atacar con la intención de mantener al margen a un equipo que no tenía mucho talento más que ellos.

En el primer tiempo solo hicieron un disparo (no a portería), solo tuvieron un saque de esquina, dieron 164 pases (solo 117 precisos). Pero, lo peor de todo, es que no intentaron cambiar nada en la segunda mitad. No llegaron a disparar ni una vez a portería. Edouard Mendy no tocó la pelota y Tuchel salió muy tranquilo de la ida. Un fracaso de partido de ida para el Atlético de Madrid.

Pese a tener un once titular repleto de talento ofensivo, Simeone salió a defenderse y nunca mostró un plan para buscar un gol. Y, después del gol de Olivier Giroud, no supieron que hacer. Uno de los peores partidos en la historia reciente del conjunto colchonero en la Champions League. Un equipo sin sabor, ¿Esto es todo lo que tiene el líder de La Liga?

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes