Espanyol se queda sin Cristea

El rumano Adrián Cristea era la carta que Mauricio Pocchettino quería jugar en el Espanyol pero las altas pretensiones del Dinamo Bucaresti impiden por el momento que el rumano llegue al equipo catalán.

El rumano Adrián Cristea era la carta que Mauricio Pocchettino quería jugar en el Espanyol pero las altas pretensiones del Dinamo Bucaresti impiden por el momento que el rumano llegue al equipo catalán.

A los 250.000 euros que ofreció el Espanyol por la cesión de Cristea hasta final de temporada, los accionistas del Dinamo solicitaron 1 millón por el 50% del pase, número que los españoles no están dispuestos a desembolsar.

Últimas noticias

Comentarios recientes