El equipo siempre gana a la individualidad

Opinión.- El Bayern de Múnich triunfa esta campaña con su modelo de fútbol

 El equipo siempre gana a la individualidad. Foto. Marca El equipo siempre gana a la individualidad. Foto. Marca

Sexta Champions League la que ha conseguido levantar en la noche del domingo el Bayern de Múnich en un año en el que todo ha sido complicación, tras complicación. Triplete el que ha conseguido el conjunto bávaro en un año redondo en el que han destacado por su capacidad de acoplarse.

Todo esto se incrementa al compararlo al Paris Saint-Germain en el que su modelo es muy distinto y se basa en apoyarse en las individualidades. Aspecto que no está funcionando al equipo que ha invertido 1200 millones de euros en fichajes, mientras deja escapar canteranos que sellan campeonatos, como es el caso de Coman. El futbolista se forjó en los escalafones de PSG y ahora le ha arrebatado la Champions al equipo que lo vio crecer y no lo valoró.

Con todo esto, el equipo parisino se ha convertido en la entidad del fútbol moderno por antonomasia. Un equipo con un gran jeque detrás que vive en del escaparate y de nombres propios que a veces incluso están por encima del escudo. Neymar o Mbappé son algunos de esos jugadores estrella que deslumbran la acción común.

Todo lo contrario sucede en el Bayern de Múnich, donde, por supuesto, también hay estrellas y nombres propios. La diferencia reside en que la mecánica y la idiosincrasia del equipo se ha basado en la formación de un equipo en el que cuando empujan todos, consiguen cosas maravillosas.

Podríamos hablar de Lewandowski o de Kimmich, piezas claves del plantel del conjunto bávaro. En cambio, y aunque sus números seas dignos de ser premiados, el mérito es común y es en la sinergia de todas las partes donde reside la fuerza del Bayern de Múnich.

Últimas noticias

Comentarios recientes