El enésimo ridículo del Madrid en el mercado de fichajes

El conjunto blanco vuelve a generar altas expectativas en el mercado para acabar decepcionado otro año más a sus aficionados

El enésimo ridículo del Madrid en el mercado de fichajes El enésimo ridículo del Madrid en el mercado de fichajes

Después de una temporada en blanco con Zinedine Zidane a la cabeza, el Real Madrid afrontaba este verano un mercado de fichajes en el que la afición del Santiago Bernabéu esperaba grandes cambios en la plantilla y más tras la salida del técnico francés algo que Florentino Pérez decidió solventar con el regreso de Carlo Ancelotti lo que dejaba entrever una falta de renovación que el conjunto merengue lleva pidiendo a gritos varios años.

A lo largo de los últimos tiempos los nombres de jugadores como Eduardo Camavinga, Houssem Aouar, Jules Koundé, Pau Torres, Erling Haaland o Kylian Mbappé han ido sonando con fuerza como posibles candidatos a convertirse en fichajes estrella del Real Madrid que sin embargo no ha hecho otra cosa más que debilitar todavía más su plantilla con la salida de futbolistas clave en los últimos años como Sergio Ramos o Raphael Varane, siendo por el momento el de David Alaba el único fichaje realizado.

Regreso de cesiones para confirmar el ridículo

Con Florentino Pérez alegando una falta de liquidez para afrontar estos fichajes, el Real Madrid ha decidido apostar por el regreso de jugadores que el curso pasado estuvieron cedidos como Dani Ceballos, Martin Odegaard o Gareth Bale, además de otorgar una última oportunidad a otros futbolistas como Isco Alarcón o Marcelo, todo ello con la esperanza de que estos pudiesen recuperar la mejor de sus versiones cuando realmente ya han dado sus mejores días de fútbol con la camiseta blanca, siendo estos los "fichajes" con lo que el Madrid espera volver a la senda de los títulos.

Con este panorama por delante, la 2021/2022 se presenta como una temporada más que complicada para los intereses del Real Madrid, que ha vuelto a decepcionar como viene haciendo en los últimos años, prometiendo una revolución en la plantilla que no termina de llegar y que puede derivar en otro año sin títulos, lo que supondría el fin de la paciencia de unos aficionados que están hartos de ver año tras año las mismas caras en el equipo mientras que el resto de grandes rivales europeos consiguen mejorar sus respectivas plantillas.

Últimas noticias

Comentarios recientes