El desastroso mercado invernal del Barça

El conjunto blaugrana no terminó contratando a nadie para el primer equipo y terminó dejando escapar jugadores

FOTO: FC BARCELONA FOTO: FC BARCELONA

La lesión de Luis Suárez, y la posterior salida de Ernesto Valverde, condicionó nuevamente toda la temporada del FC Barcelona que, después de mucho tiempo, se quedó sin su delantero referencia de área y sin su entrenador en media temporada. Dicha situación forzó al conjunto blaugrana a tener que salir al mercado a buscar un entrenador (Quique Setién) y un nueve que, entendiendo las necesidades que tenía el equipo, era importante que fuera de renombre y que estuviera capacitado para competir al máximo nivel, no solo a nivel español sino a nivel internacional. Un movimiento complicado debido a lo difícil que es realizar contrataciones importantes en el mercado invernal.

Pero, debido al momento de la lesión, el Barcelona tuvo todo el mercado para contratar a ese centro delantero que, pese a no ser el que todo el mundo deseaba, podría ser uno que cumpliera con su rol y que no desentonara ante tantas estrellas pero, como ya es una conducta habitual, la directiva culé volvió a demostrar su incompetencia a la hora de realizar contrataciones y su deficiente trabajo tanto en el trabajo de ojear jugadores pensando en la plantilla que tiene. Todo comenzó con Rodrigo Moreno que, al igual que el mercado pasado (pero en aquella oportunidad ocurrió con el Atlético de Madrid), estuvo cerca de salir del Valencia CF pero, su alto costo de mercado, complicó todas las operaciones. Después, de manera desesperada, comenzaron a surgir nombres como el de Aubemayang, Cédric Bakambu, Dusan Tadic y Lautaro Martínez, quienes o no cuajaban con la idiosincrasia del equipo o era imposible de adquirir en este momento del curso. Al final, y sin muchas más opciones, decidieron no fichar a nadie en este mercado lo que, pese a no tener coherencia después de todo lo que buscaste, no era un gran problema debido a la amplia plantilla que tienes pero, como si fuera poco, también terminó debilitando su plantel.

Las salidas de Carles Aleñan, Jean-Clair Todibo, Carles Pérez y Abel Ruiz, quienes no eran tomados en cuenta pero que, en situaciones puntuales, le daban amplitud a la plantilla y podían dar soluciones. En este momento, cerrando estas cuatro ventas, más las lesiones que afronta el equipo, el FC Barcelona tiene un problema en su plantilla de cara a disputar las tres competencias que, en uno meses, volverán a coincidir de manera constante.

Últimas noticias

Comentarios recientes