El casting al banquillo del Barcelona: Cosa de solo dos nombres

Laporta maneja dos últimos entrenadores como posibles sustitutos de Koeman. Habrá que ver por quién se decide

El casting al banquillo del Barcelona: Cosa de solo dos nombres. Foto: Marca El casting al banquillo del Barcelona: Cosa de solo dos nombres. Foto: Marca

Ayer contamos que Joan Laporta ya le había comunicado a Ronald Koeman que estaba buscando otro entrenador y que se iba a tomar 15 días de plazo para encontrarlo. Las opciones que tiene el presidente del Barcelona no son muchas. Con Xavi descartado (no le ve preparado aún) y con Pep Guardiola, su gran sueño, totalmente inaccesible, apenas le quedan un par de opciones al bueno de Jan. Hablamos de dos únicos entrenadores como protagonistas del casting final para el banquillo del Barça. Roberto Martínez o Jordi Cruyff.

El primero afrontará la Eurocopa 2021 con Bélgica y tiene contrato hasta 2022. Ya ha manifestado que estaría encantado de regresar al banquillo de un club y no vería con malos ojos renunciar a participar en el próximo Mundial si le viene una gran oferta. En Inglaterra le han colocado como posible candidato al banquillo del Tottenham, pero la oferta del Barça sería, a todas luces, mucho mejor. El problema que podría tener Laporta con él es que pediría un proyecto sólido y a largo plazo. No vendría para ser técnico puente y estar solo un año, como Koeman. Roberto no quiere manchar su nombre, como ha sucedido con los últimos técnicos del Barcelona.

Jordi Cruyff, una opción mucho más sencilla, pero arriesgada

La relación de Laporta con el hijo de Johan es magnífica. De hecho, se habló que Jordi iba a formar parte de su proyecto, de una forma u otra. La opción de ser entrenador es la que gana más enteros, con la situación tal y como está. Entrenando ahora mismo en China, habría que pagar su salida al Shenzhen, y la idea que maneja Laporta es que tome las riendas del equipo el próximo año y que esté el tiempo que esté, para que haga el trabajo necesario y facilite la llegada del siguiente entrenador, siendo Xavi o Guardiola. Luego, Jordi entraría a formar parte de la dirección deportiva.

Él estaría encantado y haría las maletas al día siguiente de recibir la oferta. El problema es que es una decisión arriesgada ya que Jordi Cruyff no tiene experiencia en un banquillo de la talla del Barça y aunque está dejando buenas sensaciones en China con su trabajo, es un perfil que no ofrece garantías al 100%. Entre esas dos opciones, veremos qué decide finalmente Laporta, ya que no se descarta hasta que Koeman cumpla el año de contrato que le queda.

Últimas noticias

Comentarios recientes