Los beneficios de hacer competir a un crack en Segunda B

OPINIÓN - Jugadores de futuro como Vinícius o Aleñá empezarán este curso con los filiales de Madrid y Barça

Vinícius Jr (Real Madrid) Vinícius Jr (Real Madrid)

FC Barcelona y Real Madrid parecen haberse puesto de acuerdo a la hora de derivar a algunas de sus principales perlas a competir con el filial. Y en todos los casos ambos clubes han recibido exactamente las mismas críticas: para que reciban patadas en Segunda B, mejor que salgan cedidos. Y a mí me ocurre todo lo contrario: mucho mejor que estén en Segunda B.

Aceptando ante todo que en la categoría de bronce del fútbol español hay muchas faltas y campos en muy mal estado, creo que hay pocos sitios mejores y más exigentes para los Aleñá, Riqui Puig, Vinícius y compañía que tener que exhibir su fútbol en terrenos de juego en peores condiciones y ante rivales veteranos, guerreros y, en ocasiones, excesivamente intimidatorios.

¿Podrían haberse marchado prestados a Segunda? ¿Podrían haber terminado en algún Primera? No tengo ninguna duda, pero… ¿habrían jugado tanto como jugarán en el filial? ¿Estarán tan cerca de sus clubes como lo estarán jugando en el Barça ‘B’ y en el Castilla? Queda claro que no. En Segunda B, en cambio, tendrán confianza, continuidad y, sobre todo, se curtirán. Sufrirán entradas, está claro, pero el contacto también forma parte de la formación.

Últimas noticias

Comentarios recientes