El Barcelona quería fichar a Camavinga para ser "el nuevo Busquets"

El seguimiento venía de la etapa de Eric Abidal y de Ramón Planes, quien fue quien insistió en su incorporación.

El Barcelona quería a Camavinga para ser "el nuevo Busquets" El Barcelona quería a Camavinga para ser "el nuevo Busquets"

Según informó Mundo Deportivo, el FC Barcelona tenía el visto bueno de sus ojeadores para cerrar el fichaje de Eduardo Camavinga como opción para suplir a Sergio Busquets en el futuro. La secretaría técnica lo venía siguiendo desde hace bastante tiempo con resultados positivos: Disciplinado tácticamente, buen manejo de pelota, físicamente potente y con la condición para hacer transiciones de la mejor manera.

El seguimiento venía de la etapa de Eric Abidal y de Ramón Planes, quien fue quien insistió en su incorporación. El club lo tenía todo para intentar su fichaje, pero según la información de Mundo Deportivo, la situación económica no los dejó meterse en la puja con el Real Madrid, que terminó pagando 30 millones de euros más otros 15 en variables por el francés en el pasado mercado de fichajes de verano.

Una compra imposible

El FC Barcelona estaba seguro del talento de Camavinga, hasta el punto de que lo veían capaz de adaptarse al estilo de juego del club como un mediocentro más posicional, pese a que sus dotes defensivos han dejado muchas dudas en estos primeros compases en el Real Madrid.

La situación económica del Barcelona lo ha obligado a tomar decisiones más precavidas debido a que la nueva directiva no quería comprometer más las cuentas del club. El fichaje de Camavinga era imposible de gestionar en este momento, teniendo en cuenta que tampoco era un incorporación tan necesaria ante la aparición de los jóvenes talentos como Nico González, Gavi y Pedri, quienes podían ofrecer soluciones al club y que, en este momento, se han convertido en piezas importantes en la rotación.

Últimas noticias

Comentarios recientes