Ansu Fati: si ya es difícil regatear, más lo es tener tanto gol

El jugador nacido en Guinea-Bisáu es la mayor promesa mundial de su edad y es un atacante que tiene lo que le falta al resto: su desequilibrio y mucho más gol

Ansu Fati: si ya es difícil regatear, más lo es tener tanto gol "Foto: Mediotiempo" Ansu Fati: si ya es difícil regatear, más lo es tener tanto gol "Foto: Mediotiempo"

Las comparaciones son odiosas, o eso dicen, pero la realidad es que este hecho no quita que constantemente se den en el mundo del fútbol. Qué jugador es mejor, qué equipo es mejor, quién hace mejor esto o esto otro... Por ejemplo, en el caso de jugadores como Ansu Fati, Take Kubo, Vinícius Júnior, Rodrygo Goes o Reinier de Jesús son inevitables. Con perfiles muy similares de futbolistas, todos ellos de banda y de mucha calidad y futuro por delante, la realidad es que ahora mismo es imposible hablar de que ninguno de ellos vaya a triunfar más que otro, pues los factores que influyen en eso son muchos, pero la pinta que tiene Ansu Fati con 17 años no la tiene ninguno de los otros y su nivel es cada vez mayor.

Ansu Fati ya fue el mejor en la última convocatoria de Luis Enrique con la Selección y también lo fue ayer con el debut del FC Barcelona en LaLiga Santander 20/21 de la mano de Ronald Koeman. Y lo peor de todo es que ya ni sorprende. El joven atacante español consiguió sacar 3 tantos en apenas 30 minutos contra un buen equipo como el Villarreal de Unai Emery. Anotó los dos primeros y forzó un penalti que se convirtió en el tercer gol del equipo, y le sobraron 60 minutos.

Cuando analizamos a Ansu Fati, está claro que uno de los factores que hay que tener más en cuenta es su desborde, su capacidad de regatear, su desequilibrio. Un jugador que, desde la banda izquierda, es capaz de superar rivales con su velocidad y su talento, que suele hacer muchas internadas hacia dentro y genera mucho en materia ofensiva para su equipo y sus intereses.

Lo que no se valora tanto es su relación con el gol, y eso es lo que más dinero vale en el fútbol desde por y para siempre. El olfato goleador y la relación con el gol o se tienen o no se tienen, y en el caso de Ansu vaya que si lo tiene. Entonces hablamos de un delantero que puede regatear, que puede marcharse, que puede superar, que puede asistir pero que además puede anotar. ¿Algo más para ser considerado el futuro mejor jugador del mundo?

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Bayern de Múnich y Atlético de Madrid jugarán mañana su primer partido de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes