El tapado del Real Madrid para su defensa

Tras caerse la opción de Rudiger, Florentino se guarda un as bajo la manga de cara a reforzar el puesto de central.

El tapado del Real Madrid para su defensa: Milan Skriniar. Foto: AS. El tapado del Real Madrid para su defensa: Milan Skriniar. Foto: AS.

Florentino Pérez sigue perfilando el que será el Real Madrid del futuro, con Kylian Mbappé como gran objetivo de cara a la próxima campaña. Pero, además de la línea de ataque, el presidente blanco no descuida ninguna de las parcelas del campo. En concreto quiere reforzar la zaga, teniendo en cuenta que Militao y Alaba no pueden jugarlo todo y le ha echado el ojo a Milan Skriniar, en quien ha encontrado una magnífica oportunidad de mercado.

El eslovaco termina contrato en 2023 con el Inter de Milan y, de momento, no ha renovado. Los neroazzurri llevan ya varias semanas intentando negociar con el central de 27 años, que busca su mayor contrato hasta la fecha, y quiere asegurarse 5 años en la élite con un sueldo acorde a su nivel. En la actualidad, cobra 3,5 millones de euros por temporada y es ahí donde están las principales distancias entre ambas partes.

Y es que el Inter quiere ofrecerle 4 millones de euros netos, pidiendo el central que la oferta suba a los 5 kilos. Es ahí donde deberá tener especial cuidado el equipo italiano, ya que el Madrid podría entrar en la operación y provocar un caso similar al de Mbappé. Dar el salto al Real Madrid sería una opción más que interesante para Skriniar, que forzaría para terminar saliendo gratis dentro de un año, a menos que el Inter quiera venderle y sacar algo por él el próximo verano.

El Madrid reforzará la defensa

Ancelotti ya pidió el fichaje de otro central este pasado verano, pero no pudo concretarse nada. El técnico italiano no cuenta con Vallejo, y es precisamente esa la carta que quiere reemplazar el entrenador merengue, con un Nacho que sigue valiendo como chico para todo. Skriniar aportaría jerarquía y fuerza a la defensa, ya que no tiene un central de este perfil, y le permitiría dar mucho más descanso a Militao y Alaba.

Además, el eslovaco encajaría perfectamente en la escala salarial del equipo blanco, a diferencia de Rudiger, que pedía más de 10 millones de euros al año, lo que le hizo ser descartado automáticamente por Florentino. Veremos si el Inter es capaz de subir su oferta y convencerle para que se quede, porque el Madrid anda al acecho tras sus pasos.

Últimas noticias

Comentarios recientes