OPINIÓN. La vergüenza del doble fichaje de Ansu Fati

El Barcelona se aprovecha del vacío legal de la RFEF

OPINIÓN. La vergüenza del doble fichaje de Ansu Fati. Foto: Goal.com OPINIÓN. La vergüenza del doble fichaje de Ansu Fati. Foto: Goal.com

Ansu Fati y Riqui Puig jugarán con el filial del FC Barcelona la fase de ascenso a Segunda División. El objetivo del conjunto azulgrana es alcanzar la división de plata y para ello van a contar con toda la artillería pesada y ya han inscrito a ambos jugadores con el segundo equipo como refuerzo.

Resulta clamoroso o, cuanto menos, injusto que la Federación permita que, al menos uno de ellos, como es el caso de Ansu Fati pueda jugar en el Barça B un play-off de ascenso cuando ni siquiera ha debutado aún con el equipo. Es decir, el joven delantero debutaría con el segundo equipo del Barcelona en dicha fase.

Esta situación hace que para muchos primeros equipos del fútbol modesto dar el salto al terreno profesional sea una quimera. Además, hace que coja fuerza la idea de que en la RFEF solo rema en favor de los equipos más grandes. No hace falta recordar que el mismo jugador que se va a medir con futbolistas que ni se dedican profesionalmente al fútbol, al mismo tiempo está luchando por ganar LaLiga y la Champions.

Como suele ocurrir en estos casos, nadie tiene la solución a un problema que se sigue dando año tras año y que sigue hundiendo a los mismos para que floten los de siempre. En cambio, sí que hay cosas que pueden resultar obvias a cualquier aficionado. Para poder jugar un play-off, el futbolista en cuestión debe haber estado convocado o haber jugado x partidos con el filial.

Por no hablar de la temida y poco pronunciada liga de filiales, la cual resolvería muchos entuertos como el que aquí se presenta, al mismo tiempo que daría la oportunidad a los primeros equipos modestos de crecer según su propia naturaleza. Y es que, aunque bien es cierto que siempre hay equipos con más potencial económico que otro, lo cierto es que ni el equipo modesto más potente puede competir con los filiales de entidades que se encuentran entre las más ricas del mundo.

De otro lado, los mismos que hablan de atractivo, son los mismos que ponen el grito al cielo cuando una decisión del VAR no les parece justo. Es llamativo lo variante que puede resultar el sentido de la justicia cuando hablamos de la supremacía del que ni siquiera empatiza con el equipo que no sabe si año tras año podrá seguir existiendo. Y el sentido de pertenencia es el mismo en Zamora, Toledo, Huelva, Linares o Barcelona.

A no ser que la RFEF haga un ejercicio moral y empiece a plantearse como mínimo cosas tan lógicas como que un jugador como Ansu Fati, sin haber debutado con el filial, pueda jugar en un play-off de ascenso, todo apunta a que estaremos ante un eliminatoria descompensada e injusta. A fin de cuentas, los de abajo a pocos importan y los de arriba siguen sin ver más lejos de su propio ombligo.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Barcelona y Bayern Munich jugarán mañana viernes su partido correspondiente a los Cuartos de final de la Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes