El nuevo Arsenal disfruta con Martin

El noruego era un perfil que necesita Mikel Arteta para darle ese plus que necesitaba el equipo.

El nuevø Arsenal disfruta con Martin El nuevø Arsenal disfruta con Martin

El fútbol es un deporte que depende de las relaciones que se puedan creer en el terreno de juego los futbolistas que utilizan la misma elástica por 90 minutos. Si un equipo consigue generar sinergias positivas en varias zonas de la cancha, es mucho más fácil seguir el plan, dominar los partidos y ganar al final de la jornada. El tiempo de trabajo es vital para poder ir construyendo esas pequeñas sociedades que te llevan al éxito.

El Arsenal actual es un claro ejemplo para esto porque, después de vivir un momento complicado a nivel de juego y firmar uno de sus peores inicios en la historia de la Premier League, Mikel Arteta ha encontrado el funcionamiento que le facilita competir ante los grandes equipos y poder resurgir –un poco- de las cenizas. Y mucho de esto tiene que ver con las pequeñas sociedades que ha conseguido crear entre varias piezas.

Pero el salto de calidad final se lo ha dado un fichaje que, en este contexto y dentro de la idea de juego, era tan necesario como comer y tomar agua. Estamos hablando de Martin Odegaard.

Un perfil necesario

El noruego era un perfil que necesita Mikel Arteta para darle ese plus que necesitaba un Arsenal que, pese a las bajas en verano y estar en un proceso de rejuvenecimiento de plantilla, está compitiendo cada día mejor en la Premier League y UEFA Europa League.

Arteta necesitaba un mediocampista que destacara por su capacidad de moverse entre líneas, asociarse en ese escalón más adelantado, gestionar la jugada más cerca de la frontal rival y que le diera esa pizca de calidad necesaria para marcar la diferencia ante repliegues defensivos. Y Odegaard era la pieza perfecta.

Pese a que todavía no conocemos el plan A de Arteta (Smith Rowe + Saka junto a Odegaard, Un extremo para ser más picante en banda, Aubameyang y Lacazette juntos con uno en banda…), el Arsenal ha dado un salto de calidad tremendo desde la llegada del noruego que, por lo que ha demostrado durante toda su carrera, solo necesita de tiempo de juego y un entrenador que confié en él, que lo ayude a ser el jugador que es –y que es capaz de hacer-.

El nuevo Arsenal está disfrutando de la presencia de Odegaard en la cancha, siendo ese jugador conecta a todos con la pelota y que puede potenciar esas pequeñas sociedades antes mencionadas. No es posible predecir qué puede hacer el conjunto Gunner en lo que quede de temporada pero, en este momento, se están poniendo los cimientos de un proyecto con muchas capacidades.

Últimas noticias

Comentarios recientes