Martin Odegaard, el ejemplo ideal de la fallida política de fichajes jóvenes del Real Madrid

El caso de Odegaard es el ejemplo ideal del fracaso general de la política de fichajes del Real Madrid que comenzó con nombres como Varane y Casemiro, los únicos que cumplieron con creces.

Martin Odegaard, el ejemplo ideal de la fallida política de fichajes jóvenes del Real Madrid Martin Odegaard, el ejemplo ideal de la fallida política de fichajes jóvenes del Real Madrid

Martin Odegaard será nuevo jugador del Arsenal. La operación, según confirman Fabrizio Romano y varios medios de comunicación importantes en Inglaterra, se cerrará en 40 millones de euros y significará el fin de la etapa del noruego en el Real Madrid, que nunca supo aprovechar a uno de los mejores mediocampistas jóvenes del momento en toda Europa.

El caso de Odegaard es el ejemplo ideal del fracaso general de la política de fichajes del Real Madrid que comenzó con nombres como Raphael Varane y Carlos Henrique Casemiro, quienes son todo lo opuesto pero que se replica muy poco en el resto de incorporaciones. El plan era incorporar jóvenes talentos de todo el mundo para no tener que hacer inversiones tan grandes cuando se conviertan en estrellas. Ir a la base para no tener que hacer siempre gastos millonarios.

Otros casos que destacan en esta lista son los de Marco Asensio, Jesús Vallejo y Philipp Lienhart (hoy en el Friburgo de Alemania), quienes llegaron después de jugar con la selección español U19 y que nunca dieron el salto de calidad para ser estrellas del club. Y los defensores nunca ganaron continuidad. Otros nombres que se pueden unir a esa lista, por perfil, son los de Dani Ceballos y Theo Hernández, quienes tuvieron muy pocas oportunidades en el primer equipo.

Los nombres de Mateo Kovacic y Danilo también cumplen con el perfil, más allá de que la inversión por ambos, debido a que nunca rindieron al nivel esperado por todos. Por el croata se invirtieron 38 millones de euros y por el brasileño 31.5 millones de euros.

En este momento, el Real Madrid cuenta con varios jugadores que llegaron siguiendo los lineamientos de dicha política y que viven situaciones diferentes:

-Vinícius Junior: Es joven y ha rendido a un nivel aceptable. Hoy es suplente de Eden Hazard.

-Rodrygo Goes: No ha rendido y ha ido perdiendo minutos con el pasar de las semanas. Ancelotti no cuenta mucho con él.

-Takefusa Kubo: Gran talento pero que todavía no se ha establecido en el club. Tendrá una nueva cesión en La Liga.

-Lunin: No parece que sea una pieza que entre en la planificación del club.

-Brahim Díaz: Jugó muy poco, brilló en el AC Milan cedido y lo vendieron. Una apuesta más coherente para las arcas del club y su economía.

-Luka Jovic: Muchas cosas tienen que cambiar para que no sea un fracaso. No ha rendido y tampoco ha jugado en la posición donde más ha brillado.

-Éder Militao: El que tiene más oportunidades de brillar en el equipo en este momento.

El caso de Martin Odegaard, teniendo en cuenta que ha demostrado tener talento, pero nunca se le dio la continuidad necesaria para ser una pieza importante en el club, es el ejemplo ideal para mostrar la fallida política de fichajes jóvenes del conjunto merengue. Siempre le ha salido mejor comprar jugadores hechos que formarlos, es una realidad.

Últimas noticias

Comentarios recientes