¿Cómo jugará el Real Madrid cuando regrese Eden Hazard?

El belga es el jugador más talentoso y desequilibrante de la plantilla merengue.

FOTO: REAL MADRID FOTO: REAL MADRID

El regreso de Eden Hazard después de su lesión, más allá de darle una nueva variante a Zinedine Zidane en el último tramo, obligará al entrenador francés a hacer algunos retoques a la disposición que comenzó a utilizar (no al sistema de juego) desde la baja del belga, con diferentes matices que venían de la mano con los interpretes que utilizaba para suplirlo, debido a que no había un jugador de un perfil parecido a él en la plantilla. Por esa razón, su regreso significará un cambio radical dentro de la manera de afrontar diferentes partidos, principalmente el duelo de octavos de final de la Champions League contra el Manchester City de Pep Guardiola.

El belga es una extremo, con tendencias interiores, que domina en los duelos individuales y que busca participar en el juego a partir de sus movimientos. En el Real Madrid no existe un jugador con más capacidad para marcar la diferencia en un partido sin la necesidad de un contexto que le entregue ventajas constantes de manera colectiva pero, por otro lado, si necesita de un entorno que le dé seguridad a la hora de ejecutar diferentes movimientos. Por esa razón, Zidane deberá hacer algunos retoques en el último tramo porque primero deberá elegir quien deberá completar el tridente (Hazard-Benzema+) o si cambiará el sistema para darle ingreso a otro volante, es decir, o le da entrada a Rodrygo Goes (y vuelve a jugar con el sistema que comenzó a dar un giro a la temporada) o le da entrada a Luka Modric o Isco Alarcón para jugar con cuatro volantes (Casemiro, Toni Kroos y Federico Valverde) y darle mayor contexto a los atacantes. Esa decisión delimitará como jugará el Real Madrid que, entendiendo el rival que tendrá, deberá tener los mejores intérpretes para hacer daño apenas recupere la pelota.

La mejor opción, entendiendo el rival, sería darle ingreso a un extremo más para poder ser más agresivo en el lado derecho (que termina siendo el lado débil) y poder organizarse mejor sin pelota a la hora de defender, independientemente de la altura. Con un volante más, el problema pasará por cómo se acomodará el equipo entendiendo que Isco, Benzema y Hazard se posicionan entre líneas y terminarían chocando, entendiendo que ya ocurrió con el francés y el español en el último derby de Madrid. Por esa razón, lo más normal sería que el Real Madrid mantenga el 4-3-3 con el regreso de Hazard.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Wolverhampton y Sevilla se enfrentarán mañana martes, en el encuentro correspondiente a los Cuartos de final de la UEFA Europa League

Últimas noticias

Comentarios recientes