¿Puede jugar Boca Juniors con un sistema de tres centrales?

Marcos Rojo formará parte de una rotación conformada por Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Carlos Zambrano y Gastón Ávila.

¿Puede jugar Boca Juniors con un sistema de tres centrales? ¿Puede jugar Boca Juniors con un sistema de tres centrales?

Boca Juniors cerró el fichaje de Marcos Rojo para la próxima temporada del balompié argentino y pensando en la próxima edición de la Copa Conmebol Libertadores. Uno de los fichajes más interesantes de Sudamérica en el último mercado de fichajes de invierno.

El defensor argentino, quién no juega un partido oficial desde febrero del año pasado con Estudiantes de La Plata y llega después de rescindir su contrato con el Manchester United, se convierte en el primer fichaje de Boca Juniors para la próxima temporada y, teniendo en cuenta las diferentes informaciones que han llegado desde Argentina, lo hace para formar parte de la rotación en la zaga de centrales y no para jugar como lateral izquierdo.

Marcos Rojo formará parte de una rotación conformada por Carlos Izquierdoz, Lisandro López, Carlos Zambrano y Gastón Ávila. Una de las zagas más interesantes de toda Sudamérica pero que también se puede convertir en un problema a la hora de elegir a los titulares.

Miguel Ángel Russo apuesta por una línea de cuatro defensores en el fondo, lo que dejaría solo dos puestos para cinco opciones en el equipo titular, lo que es demasiado teniendo en cuenta que disputará solo dos competiciones. Por esa razón se ha especulado que Boca Juniors apueste por una línea de tres centrales en el fondo, un sistema de juego que Russo ha utilizado en su momento y por el que podría apostar para confeccionar una estructura más sólida y darle entrada a más jugadores talentosos en el último tramo de la cancha.

Un sistema con tres centrales (y dos carrileros) parece una opción interesante pero que también exigiría a la dirección deportivo a buscar perfiles que puedan encajar, a menos que Russo quiere apostar por los perfiles que ya tiene. Boca Juniors no tiene carrileros largos ni laterales con la capacidad de hacer la doble función. Ante ese punto tiene dos opciones: Apuesta por un lateral más defensivo o un extremo más agresivo con sus movimientos, pero con punto de partida un poco más retrasado a nivel colectivo.

Las opciones son múltiples pero, con la llegada de Marcos Rojo, la posibilidad de jugar con un sistema de tres centrales es una realidad y, si se mantienen todos los centrales, hasta parece el módulo táctico más obvio por el que apostaría Miguel Ángel Russo.

Las tres opciones de Boca Juniors con un sistema con tres centrales



Últimas noticias

Comentarios recientes